Te diste a conocer en la música y ahora llegas a RD por el cine, ¿cuándo surgió aquello?

Surgió hace un año y medio con un acercamiento que tuve con el director Diego Rísquez, uno de los más grandes directores que tiene el país, que ha hecho películas emblemáticas de héroes de Venezuela. Ahora quiso desenterrar la historia de un grande de la música como lo es Felipe Pirela. Cuando me llamó me pidió hacer el “casting” para ver si actuaba porque tenía el interés de que hiciera el protagónico.

Al mencionarme a Pirela, de una vez me pareció conocido. De inmediato llamé a mi papá y me dijo que era su fanático y me pidió de favor hacer la película.

En ese preciso momento se convirtió en un compromiso familiar y, al conocer la historia de este cantante, quedé atrapado. Su legado musical es bárbaro y para mí era una oportunidad muy linda de salir de la rutina y crecer como artista. Me preparé mucho, hasta aprendí a cantar boleros…Creo que salió bien.

Mencionas a tu padre, quien murió a finales del año pasado. ¿Qué crees que sentiría al verte triunfando en el cine y con este papel?

Obviamente, fue uno de los propulsores de esta decisión de hacer cine. Lamentándolo mucho no llegó a ver la película, solo un “tráiler”, pero para mí representa mucho porque mi padre (que en realidad es mi padrastro) llegó a mi vida cuando tenía seis años de edad y se convirtió en mi amigo… en mi todo. Él y mi madre eran lo mejor de mí.

Sentiría alegría, desde el cielo me acompaña con sus bendiciones. Sí escuchó la música y quedó impactado porque no sabía que iba a lograr los tonos de Felipe. Es una gran bendición que me haya despertado esa “venita” cinematográfica.

Siempre has desatado los suspiros de las fans por tu condición de “Hombrón hot” y “El Malquerido” te hizo aumentar unos kilos…

Fueron exactamente 22 libras. El proceso fue sabroso (risas). Lo que hice fue salirme de la rutina de comer 7 veces al día y me olvidé del gimnasio. Esto lo hice porque había escenas sexuales donde se me iba a ver el cuerpo y no se quería que se vieran músculos, cuadritos ni nada. Aunque la verdad, eso fue lo menos trágico para mí.

¿Y lo más?

La preparación actoral, en ello hice mucho hincapié. Duré un año en ese proceso, porque de Felipe se conoce poco y no se consigue material audiovisual, ni de conciertos. Tuvimos que basarnos en lo que decía la familia, las amistades y las personas que tuvieron la oportunidad de conocerlo. Con esas opiniones construimos la historia y cada una de las escenas filmadas fueron ensayadas en casa del director.

Después de tanto tiempo, ¿qué expectativas puede tener el público de este filme?

Creo que estamos viviendo momentos de la música distintos, donde el joven, como común denominador, está prefiriendo la música de las discotecas y desconoce que los bares de antes lo que programaban eran boleros y ritmos románticos. Esa etapa musical latina fue muy importante con grandes exponentes como Tito Rodríguez, Armando Manzanero y otros.

Es importante recordarlos, dejarnos llevar por su historia para aprender. En ese momento no había Google, ni Youtube, no habían estas fuentes de investigación, solo quedaba vivirlo y contarlo. Felipe lo hizo así y es muy importante el mensaje que deja la película: Dime con quién andas y te diré quién eres”. Las amistades son bien importantes; el amor y la familia son cosas que nunca debemos olvidar.

Del 1 al 10, ¿cuál fue la escena más impactante?

Yo pensaba que las escenas sexuales iban a ser sabrosas y fueron las más difíciles. Tener a cuatro personas grabándote mientras intentas hacer algo con pasión no es fácil. Fue muy enriquecedor tener la oportunidad de compartir con las chicas y saber cómo manejarse.

Tuviste una invitación hace un tiempecito para una serie gringa, la que rechazaste por el inglés. ¿Cómo vas en eso?

Mejorando poco a poco. Gracias a Dios tengo una pareja que maneja a la perfección el idioma y en mi casa se está hablando inglés 24/7. Quiero estar preparado para una segunda oportunidad.

Es imposible no hablarte de Nacho. ¿Qué admiras de tu compañero?

Es una persona valiente, sincera y de armas a tomar. Valoro mucho esas cosas y lo que está haciendo de elevar la voz por todos los jóvenes es de admirar, y yo estoy para apoyarlo ciento por ciento.

Recientemente tuvo problemas al entrar a Venezuela y dijo que quitaron el pasaporte. ¿Hasta cuándo crees sigan pasando estas situaciones en Venezuela?

Hasta que no tengamos este gobierno y podamos salir de él. El sistema de gobierno ha llevado al país al desastre económico, político y social. Denunciar corrupciones o irregularidades es imposible porque nadie le presta atención. Todos los entes públicos son manejados por ellos y el pueblo tiene miedo. Hay miedo hasta de escribir ciertas cosas por las redes, porque el gobierno puede usarlo en contra tuya. Eso debe acabar, estamos en el fondo… Estamos a punto de una crisis eléctrica que va a dejar el país sin luz por varios días… ¿Qué más vamos a aguantar?

¿Cuál sería tu mayor reclamo?

Que haya una nueva gerencia. Han estado pensando por años que el petróleo es la única fuente de ingreso.  Ahora se están dando cuenta que toda la bonanza que tuvo por años la despilfarraron en cosas sin importancia. El país no produce nada, solo importa y es triste.

¡La música! Luego de un Grammy Latino (2010) y dos Premios Lo Nuestro (2011), ¿cuál es la fórmula para mantenerse en el gusto del público en un género que tiene tanta competencia?

Lo que se hace con empeño tiene sus resultados. Desde nuestros inicios usamos el merengue como base rítmica y esa fusión y frescura ha encantado a muchas personas de la sociedad latina.

La idea es seguir manteniéndonos. Somos dos muchachos muy unidos, estamos claros de lo que queremos y no hay egos. Estamos en perfecta sintonía y sincronía, así que habrá mucho “Chino y Nacho” para rato.

 Sinopsis y  más datos: El  mal querido    

Ambientada en la época de los años cincuenta, el filme reconstruye la vida de Felipe Pirela, desde sus orígenes humildes hasta alcanzar el reconocimiento y la fama de una estrella internacional. En el camino se descubren sus fuentes de inspiración en su ciudad de Maracaibo, donde debuta como cantante al calor de la frecuencia de una modesta radio local.

También la película muestra el surgimiento de su primer amor, con una chica menor de edad, Mariela Montiel, quien se convierte en su esposa, a pesar de los obstáculos y las adversidades de su entorno conservador.

Una relación marcada por sentimientos encontrados, recuerdos imborrables y diferencias irreconciliables. Se debatirá entre sus sueños de felicidad y sus pesadillas, su eterna búsqueda del éxito y su destino sellado por la pasión hacia la música.

La dirige el veterano y experimentado realizador venezolano Diego Rísquez, cuya obra envuelve diferentes etapas, períodos y líneas temáticas, como la pintura, las artes plásticas, la vanguardia, el performance y sofisticadas alegorías estéticas. De su trayectoria, cabe destacar un puñado de títulos: Bolívar, Sinfonía Tropikal (seleccionada en Cannes), Manuela Sáenz, Miranda y Reverón.

Apegado al afecto de su madre y sorprendido por una muerte prematura, El malquerido resucita el aura de un fenómeno de masas, Felipe Pirela, todavía vigente y considerado un patrimonio de nuestra cultura venezolana y latinoamericana.

Esta producción fue presentada con éxito rotundo en Venezuela, donde más de 317,000 personas la han  disfrutado y aún continúa en la cartelera de ese país.