Chino y Nacho recuerdan con mucho entusiasmo su primera presentación en el país, en 2010, cuando Hard Rock Café se encontraba en la Zona Colonial y el tema “Mi niña bonita” estaba en pleno apogeo.

En ese entonces, confiesa Nacho, el reto era mantener animado a un público que no conocía la mayoría de sus canciones. Pero que en el concierto del próximo 16 de septiembre, junto a Guaco, la experiencia será otra porque ya han podido consolidar un repertorio y el público disfrutará del sonido de toda la banda, que con el equipo técnico, han diseñado un espectáculo para que los presentes queden con ganas de repetir. Hace dos años fue su último concierto en RD como parte de los atractivos del carnaval vegano.

El dueto venezolano hizo una visita flash a Santo Domingo para amenizar la fiesta de 15 años de María Paula Suberví, la nieta del exalcalde del Distrito, Fello Suberví, y durante esa corta estadía compartieron con la prensa un adelanto de lo que será su nueva producción y el gran concierto que ofrecerán el próximo 16 de septiembre en el mismo Hard Rock Café, pero ahora en Blue Mall.

El éxito de “Andas en mi cabeza”

Si prendes la radio en una estación pop latina o urbana, seguro no pasará mucho tiempo antes de escuchar a Chino y Nacho cantando junto a Daddy Yankee el éxito “Andas en mi cabeza”, que ya sobrepasa los 330 millones de reproducciones en Youtube.

Y seguramente alguna vez te has preguntado cómo surgió esa colaboración.

“Nos encontramos con Yankee en 2012 en Viña del Mar, Chile. Empezamos a oír canciones y desde ese entonces, canciones iban y canciones venían, y ninguna se adaptaba completamente a Daddy Yankee y a Chino y Nacho; no reunían el estilo de ambas agrupaciones. Y al final hubo una canción que hizo Rayito, un artista español asiático, que a Yankee le encantó y dijimos: ‘¡Ese es el tema que vamos a grabar!’”, comentó Miguel Ignacio Mendoza, nombre real de Nacho, la criatura.

“Nos reunimos en Puerto Rico para grabar pero, había una canción en redes sociales, una versión acústica de “Andas en mi cabeza” y Yankee dijo ‘esa es la canción que quiero, me encanta, vamos a trabajarla’. Le dio el toque urbano que necesitaba y nosotros pusimos la bailadera”, agregó.

¿Cómo surge la idea de hacer videos impactantes que narren una historia paralela a la letra de sus canciones?

“Entendimos que una canción podía ser un hit grandísimo solo con su material auditivo pero agregándole el visual, y el empuje es increíble. El video de ‘Me voy enamorando’ ya pasó los 400 millones de visitas.

Quizás muchísimos de esos millones no escucharon la canción en la radio sino que se conectaron al video y el video los llevó a la canción. La historia dirigida por Nuno Gómez toca el tema del cáncer infantil y es un video que le ha llevado muchísima esperanza a niños que están luchando contra esta enfermedad. Tratamos de demostrarles que la belleza no solo se ve a través de los ojos porque algunos sienten desesperanza cuando se hacen la quimio y pierden el cabello”, dijo Nacho.

Con “Andas en mi cabeza” quisieron darle ideas a sus fans de cómo podían pedirle matrimonio a la persona que aman.

“Hay una complicación con el video porque ahora nos dicen: ‘Mi novia quiere que me lance de un avión’. Hay algunos caballeros inconformes”, agregó entre risas el también productor musical.

Nuevo disco, muchas colaboraciones

“Hoy en día hacer colaboraciones es bastante especial por la unión que se está dando entre los países latinos; es como una fiebre que está arropando al mundo. Yo creo que la empezó Pitbull, afirmó Jesús Miranda, conocido como Chino.

En su nuevo álbum (cuyo nombre no quisieron revelar aún y que saldrá a fin de año) todas las canciones son con colaboraciones.

“Tenemos a Don Omar, Wisin, Jennifer López, Mozart La Para, Daddy Yankee, Farruko, entre otros. Y eso es algo que le da mucho valor porque el público del otro artista se suma al tuyo. Es una especie de trueque musical”, compartió Chino.

¿Qué tan difícil es lanzar un disco hoy día?

“El trabajo discográfico de ahora es diferente. Cualquier persona que tenga talento puede subir su material a las redes sociales, captar un público, volverse viral y eso hace más competitivo el asunto de las disqueras porque todos pueden expresar su talento y han encontrado una ventana mundial donde hacerlo. Lo que queda es darse la mano porque estás compitiendo no solo con los compañeros de disquera sino con todo el que tenga talento, y los artistas que están más consolidados apoyan a los nuevos y ellos aprovechan esa publicidad”, explicó Nacho.

Chino, tuvimos la oportunidad de verte haciendo cine con El malquerido. ¿Podrían tus gustos por el séptimo arte poner en riesgo el trabajo musical de Chino y Nacho?

“La marca Chino y Nacho es una marca sólida que a la gente le encanta. Mientras el público la quiera, ahí estará. (En mi caso) creo que el tema cinematográfico no tiene que competir con el musical. Tampoco tenemos competencia de egos. Si la gente quiere Chino y Nacho, hay que darle Chino y Nacho”, afirmó de manera contundente.

“Me invitaron para una producción dominicana pero lamentablemente estábamos de gira. Si se da otra vez la oportunidad, lo hago, siempre y cuando no altere el calendario de Chino y Nacho, que para mí es lo más importante y la base de mi economía para mantener a mi familia”, confesó el artista de 31 años de edad.

¿Cómo ven el movimiento urbano local?

“El dembow ha demostrado que en la unión está la fuerza. Mientras más se unen los dominicanos entre ellos y hay menos egos, las cosas llegan más lejos. Si vas a Panamá, a Colombia o a Venezuela a escuchar dembow, hay que atender las plazas y visitarlas. Mozart La Para, El Poeta Callejero, Sensato y El Mayor lo han hecho y por eso están sonando muy bien al nivel internacional.

Hay que ser agradecido con la prensa.

El urbano aprovecha la prosperidad que hay en Dominicana y por eso es que vemos que hacen hasta tres shows al día, y por eso es que a veces dicen: prefiero tocar en mi país que tomar un avión para hacer promoción en otro lado”, dijo Nacho.

Sobre la situación actual de Venezuela

“Ya son 17 años de siembra de zozobra, de enemistades, de desunión, de resentimiento. Quisiéramos poder rescatar, de corazón, lo más bonito de los valores y poder volver a tener esa Venezuela próspera que todo el mundo conocía”. Nacho, artista venezolano.