1- La mujer roja

Todas las miradas estaban puestas al principio de la temporada en Melisandre para ver si resucitaba o no a Jon Snow y suyo fue el momento más impactante del primer episodio al desvelarse su verdadera condición: es una bruja con cientos de años, un aspecto que logra mostrar al espectador su completa pérdida de fe ante la fatalidad y su completo despiste por no saber interpretar las señales del Dios Rojo.

Aunque luego el personaje va perdiendo potencia, en el último capítulo veremos si el Caballero de la Cebolla se enfrenta a ella...

2- Mi guardia ha terminado

Game of Thrones es famosa por no tener contemplaciones a la hora de exterminar a sus personajes principales, pero en general esas muertes suelen ser puntos de inflexión que hacen que las tramas avancen.

La muerte de Jon, así como la posible muerte de Arya más adelante, no hubiesen tenido mucho sentido. Y volvió. Resucitado por la magia de Melisandre. HBO tuvo el detalle de no desvelarlo hasta el segundo episodio y así mantener un poco la intriga. Y así dejarnos una de las frases más aplaudidas por los fans: “Mi guardia ha terminado”.

3- Max Von Sydow

Tras un abandono de una temporada, la trama de Bran volvió con fuerza este año en su camino a convertirse en el nuevo Cuervo de Tres Ojos.

El veterano Max Von Sydow ha llenado la pantalla en cada corta aparición suya antes de la muerte de su personaje a manos de los caminantes blancos. Y las visiones de Bran nos han dejado todas las pistas para confirmar que el verdadero padre de Jon podría ser un Targaryen… o no.

4- Sansa, reina en el Norte

Le costó, pero Sansa por fin ha tomado las riendas de su vida (y de la familia Stark). Ya cuando la vimos cambiada de aspecto en el Nido de Águilas junto a Meñique dos temporadas atrás, sabíamos que llegaría este momento, pero mucho ha tenido que sufir (aún más, queremos decir) para llegar al punto de incluso ser testigo de la masacre canina de su marido, violador y torturador, Ramsey Bolton. Acabe siéndolo o no, para muchos ya es la auténtica reina en el Norte.

5- El gusto de odiar a un personaje

Y hablando de Ramsey Bolton, sin duda el mejor personaje de la sexta temporada es este sádico villano que no vacila en machacar a los Stark o a los Greyjoy, o a su propio padre, de las formas más retorcidas y crueles, hasta que tras la batalla de los bastardos cae en manos de Jon y Sansa.

Es imposible no compartir la sonrisa de Sansa tras esa escena en la perrera, con Ramsey devorado por sus canes. Muchos espectadores querían ver su fin, pero ahora, ¿a qué personaje le tendremos manía si ni siquiera Cersei llega a ese punto de maldad?