Cada año, del 10 al 14 de agosto, cientos de feligreses desafían la lluvia y el calor para caminar unos 105 kilómetros desde Bayaguana hasta Higüey para acompañar y agradecer a la Virgen de la Altagracia por los favores recibidos.

Esta tradición surgió hace unos 300 años, cuando las vacas se enfermaron y los hateros pidieron la intercesión de la Virgen por su recuperación. El milagro se les concedió y con éste nació el ritual de los devotos, que recorren las comunidades rurales rezando, cantando salves y tocando atabales para recoger toros que luego ofrendarán a la virgen.

A partir de ese momento, cada año a la basílica menor Nuestra Señora de la Altagracia –Basílica de Higüey–, llegan los toros ofrecidos por amor a la fe.  

Esas vivencias religiosas y de fe –tan conocidas y desconocidas en nuestro país– están muy bien relatadas en el documental Camino a Higüey, de la productora Larimar films, cuyo pre estreno nacional fue realizado por la empresa Propagas, la cual estuvo representada por su vicepresidenta ejecutiva, Rosa Margarita Altagracia Bonetti de Santana.La sala VIP de Palacio del Cine de Blue Mall fue el escenario escogido para que ejecutivos de la empresa, invitados especiales y los medios de comunicación disfrutaran de esta primicia que oficialmente se estrena en cines este jueves 1 de septiembre.

En este documental, varios peregrinos dominicanos y extranjeros cuentan la tradición de la fe en sus familias y cómo esta devoción habita en sus corazones, mientras que de manera paralela, otros peregrinos en la ciudad  cuentan sus testimonios y vivencias de fe con la gracia de “Tatica”.

Al culminar la función, hubo un interesante espacio de cinefórum conducido por Abi Alberto, director; Ana Judith Iglesias, productora; Jhon Fleury SCV, asesor espiritual, y Yuan Fuei Liao, protagonista.

Este breve intercambio de conocimientos fue determinante para que los asistentes tuvieran la oportunidad de ampliar detalles detrás de las cámaras y conversar un poco más sobre esta interesante peregrinación de los Toros de la Virgen.

Ana Judith Iglesias expresó que Camino a Higüey es un documental sobre la fe, sobre el sentimiento de profundo amor que los dominicanos sienten por la Virgen de la Altagracia. Para eso, se hace un recorrido por la vida de varios personajes que son los protagonistas principales de este relato visual.

“El documental ofrece un relato lleno de dinamismo y profundidad, expresando la alegría, ese rasgo tan afín a este pueblo, entregando al espectador una historia documentada y convincente, cercana a todas las clases sociales que componen la sociedad dominicana”, afirmó Abi Alberto.

Testimonios reales

Abi Alberto destacó que en este documental las personas están en su ambiente natural. “Los testimonios son reales. El cine documental es muy espontáneo, por eso, los momentos de emoción no se pueden escribir en un guión”.