Covi Quintana forma parte de una camada de jóvenes artistas dominicanas que ha logrado crear una propuesta refrescante. Gracias a esto, cuenta con la imagen y conceptualización necesarias para la exportación.

A partir de ese esfuerzo, es como empieza a concitar la atención de otros mercados verificables en su elección entre mil cantautores de Latinoamérica para quedar entre los 10 que conforman el Festival de Cantautores que se llevará a cabo en julio en Costa Rica.

Pero antes de llegar a Centroamérica, este verano Covi regresa a Nueva York para presentar su música con entusiasmo, cosechando de esta manera lo sembrado en la “Babel de Hierro”, cuando el verano pasado hizo su primera gira de conciertos que ha dado como resultado su regreso.

Quintana ha logrado posicionar en las radios dominicanas varios temas que poco a poco le han granjeado el apoyo de los jóvenes gracias a su acertada fórmula, articulada en una composición sustentada en los códigos juveniles, las cuales domina con maestría evidente en sus composiciones.

Si bien es cierto que la intérprete de “Bésame suavecito” mantiene su mirada en el exterior, no descuida su plaza natural, República Dominicana, donde ha logrado crear una marca y posicionarse entre las principales exponentes de su generación con una notable legión de seguidores jóvenes en Santo Domingo, Santiago, Puerto Plata y Punta Cana.