Nostalgias, grandes emociones, alegrías y hasta lágrimas de recuerdos se produjeron durante el reconocimiento a la trayectoria artística de Maridalia Hernández, que realizó el Ministerio de Cultura (MINC), presidido por su titular, el cantautor José Antonio Rodríguez.

El homenaje se realizó en ocasión de una nueva edición de los “Jueves de la Cultura Itinerantes Don Pedrito Feliz”, que organiza la dirección de Proyectos Especiales del Ministerio de Cultura (MINC).

Junto a Rodríguez, estuvieron presentes el cantautor Manuel Frías, encargado del departamento de Programas Especiales, adscrito al Viceministerio de Identidad y Cultural y Ciudadanía, y Carlos Santos, encargado del Viceministerio de Desarrollo Institucional.

Acudieron, además, los padres de la artista, Julio Alejandro Hernández y Josefina Morel Franco, junto a un grupo de amigos y admiradores de la artista.

Al hablar brevemente, el ministro Rodríguez destacó que hay una historia de amistad que se remonta a muchos años, desde la formación del grupo 4:40, dado que los ensayos se realizaban al lado de su vivienda.

Reiteró su gran amistad con Maridalia, a quien definió como extraordinaria chelista, y que además toca piano.

La artista recibió un certificado de reconocimiento que reza que se le entrega “por su exitosa carrera de 35 años, siendo una de las voces más altas del cancionero dominicano, y por haber puesto en alto el nombre de la República Dominicana en varios eventos internacionales”.

Al dar las gracias, la artista mostró su sorpresa y de todo corazón agradeció al ministro y a todos los empleados del Ministerio de Cultura.

En sus breves palabras, hizo extensivos sus agradecimientos a su padre, quien siempre insistió porque se dedicara a la música, y a su madre que llegó a hacer dúo con Guarionex Aquino; y recordó que lleva los genes artísticos por ambas ramas de su familia.

Correspondió al historiador Ismael Hernández hacer un recuento de la carrera artística, iniciando en su natal Santiago, donde contó experiencias desde su más tierna infancia hasta convertirse en una artista que ha ganado importantes premios nacionales e internacionales como el del Festival de la Canción de Viña del Mar, Chile, en 1986, con la canción “Para quererte”, de Manuel Tejada y José Antonio Rodríguez.