Los grabados que el artista español Salvador Dalí realizó para ilustrar "La Divina Comedia", de Dante Alighieri (s.XIV), y "La Vida es Sueño", de Pedro Calderón de la Barca (s.XVII), son las primeras obras del pintor surrealista que que se exponen en la República Dominicana.

La Fundación Universitaria Iberoamericana (Funiber) es la propietaria de las obras que componen ambas muestras, que forman parte de la oferta de las IV Semanas de España en la República Dominicana, que se inauguraron anoche y que se desarrollarán del 28 de septiembre al 12 de noviembre, y que ofrecen una extensa agenda, principalmente de carácter cultural.

En declaraciones a Efe, la directora de la Galería Nacional de Bellas Artes, Marianne de Tolentino, valoró la llegada a República Dominicana de los 127 grabados que componen las dos exposiciones.

"Si no fuese por este regalo" la obra de Dalí "hubiese sido inaccesible" para el público dominicano, afirmó la responsable del museo que acoge, hasta que finalicen las Semanas de España, la muestra "Dalí Ilustrando a genios. La Divina Comedia".

Se trata de una colección de 100 grabados dispuestos cronológicamente "con un gran conocimiento técnico y sensibilidad", para narrar el recorrido de Dante desde el paraíso hasta su bajada a los infiernos.

Las piezas constituyen, para De Tolentino, "un redescubrimiento de Dante a través de Dalí", y señaló que, aunque no es imprescindible conocer la obra para entender la muestra, el público que acuda a la exposición y no haya leído 'La Divina Comedia', "va a querer hacerlo" .

La colección tendrá, a su juicio, "una gran influencia sobre la forma de percibir el grabado por parte del público dominicano".

En esta obra se podrá constatar la "exquisitez del grabado", frente al prejuicio que, según dijo, existe frente a esta técnica.

La colección nació como un encargo del Gobierno italiano con motivo del 700 aniversario del nacimiento de Dante, aunque la polémica suscitada por la elección de un artista extranjero terminó por abortar el proyecto, que Dalí decidió continuar hasta finalizarlo.

Una suerte, porque "el grabado en Dalí es muy importante y experimental. Demuestra su excelencia en el dibujo. Dalí es uno de los grandes dibujantes de todos los tiempos, comparable a los renacentistas y, si no hubiera existido el grabado, hubiera dibujado menos", opinó.

Para la directora de la galería estas piezas más que grabados parecen acuarelas, al igual que ocurre con parte de las 27 obras que integran la exposición que ilustra "La vida es Sueño".

De Tolentino señaló lo apropiado de ese tándem, porque "la obra de Dalí es sueño, no solo por lo onírico, sino por lo sublime" de las creaciones.

La exposición "Dalí Ilustrando Genios. La Vida es Sueño" se estrena el jueves 29 en el Centro Cultural de España, donde permanecerá hasta el 29 de octubre y, según explicó a Efe el director de este espacio, Juan Sánchez, constituye un relato cronológico, de estilo onírico, de la historia de Segismundo, el personaje protagonista de la obra.

Sánchez coincidió con De Tolentino al destacar la importancia de la llegada de estas exposiciones a la República Dominicana, ávida desde hace tiempo de contemplar de cerca el mundo surrealista de Dalí.

Para quien haya leído o visto la obra de teatro, las ilustraciones de 'La vida es sueño' "se pueden interpretar perfectamente", y el público que no conozca la historia podrá aproximarse a ella sin problemas, siguiéndola linealmente y apoyándose en los textos de sala, apuntó Sánchez.

Los grabados de esta muestra "son una forma de conocer el mundo de Dalí, que es muy reconocible" en estos grabados. Aquí, las interpretaciones a la obra de Calderón "son muy dalinianas pero, al mismo tiempo, muy comprensibles" porque el montaje es lineal.

Para Sánchez, es una colección "muy sugerente", constituye "un modo de acercarse al texto" y siembra el deseo de conocer más de la historia de sus personajes, de modo que, en ambas exposiciones y según los expertos, los dibujos de Dalí se convierten en un incentivo a la lectura de las obras que los inspiraron.