Shia Labeouf pasó de ser chico Disney y protagonista de la millonaria saga de "Transformers" para pasar a ser un excéntrico con problemas judiciales.