El artista urbano de origen puertorriqueño, a propósito de su pasada presentación en el país, concedió una entrevista a MetroRD para conversar sobre “Mi movimiento”, su álbum más reciente.

Recientemente te presentaste por primera vez en el Hard Rock Café de Santo Domingo. ¿Cuéntanos cómo fue tu experiencia?

Pues sí, esta fue mi primera vez en este lugar y me sentí muy orgulloso, ya que este escenario, que es de rock,  he visto cómo se ha convertido en un escenario  abierto, donde se presentan artistas de toda índole, esencialmente urbanos.

Antes de pisar suelo dominicano, ¿por dónde estuviste?  Antes de llegar a República Dominicana, estuvimos cumpliendo con unos compromisos por Pucallpa, una ciudad ubicada dentro de la Amazonia del Perú.

Es un lugar muy parecido al campo dominicano y puertorriqueño. Fuí el primero del género en cantar allá y realizamos una presentación con unas 1,500 personas y fue un éxito total, ya que la gente estaba muy actualizada con nuestra música gracias a las redes sociales y el Internet.

¿Cómo describes la sensación que te da cada vez que subes a un escenario?

Me gusta lo que hago y en cada concierto me gusta entregarme a mi fanaticada. 

A pesar de que vivo de esta profesión, para mí esto es un arte, el cual vivo y amo, y lo demuestro cada vez que subo a un escenario.

¿Por qué en tu presentación compartiste el escenario con el artista urbano Don Miguelo?

Somos dos grandes artistas y queríamos hacer algo en grande y juntos. Para mí, Don Miguelo es un artista con muchas cualidades.

Además de que es el primer artista dominicano en hacer reguetón y el primero en internacionalizar  su carrera. Ambos tenemos nueve años en el género, y decidimos unirnos para hacer juntos un gran show.

En otro tenor, actualmente estás promocionando tu nuevo disco titulado “Mi movimiento”. ¿Qué podrán encontrar tus fans en esta producción musical?

Este nuevo álbum está compuesto por 18 temas. En la radio estamos sonando con el sencillo “Dices” y también en nuestra plataforma de Youtube “De la Ghetto reality” pueden ver el video.

Este disco, tardamos dos años en trabajarlo y tenemos pautado lanzarlo formalmente a finales de año o si no a principios de 2016.

¿Qué más contiene este álbum?

De ese mismo álbum, también hemos lanzado otro sencillo titulado “Fronteamos porque podemos”.

Es un rap realizado con la colaboración de Daddy Yankee, Ñengo Flow y Yandel. Sé que a los dominicanos les va a encantar porque les gusta mucho el rap.

En cuanto al género del Dembow, ¿cuál es tu opinión al respecto?

Este género ha ayudado mucho. Me acuerdo que una vez el reguetón bajó un poco en Santo Domingo, porque estaba el hip hop encendido en la cultura del rap, y ahora vino el dembow, que es más bien como una especie de reguetón, pero más lento, parecido a lo que hacía Playero en la década de los 90, hasta que resurgió la nueva forma de hacer reguetón.

Aunque pienso, que gracias al auge del denbow el reguetón se ha mantenido más fuerte en Santo Domingo.

Entonces, ¿no consideras que el dembow haya desplazado al reguetón?

Para nada, ninguno ha desplazado al otro. El dembow es bien del patio y está en la cultura de Santo Domingo,  pero el reguetón estaba antes de que explotara el dembow dominicano.

Además, cada vez que bajo a las discos dominicanas, me gusta ver el auge que han tenido ambos ritmos; la diferencia de uno  y otro es que el reguetón es más sensual y romántico y se baila más lento.

El dembow es un ritmo más rápido.

De los dembowceros dominicanos, ¿con cuáles te identificas?

Secreto, para mí, es el papá del dembow, lleva  bastante tiempo trabajando muy enfocado.

Hay que darle sus méritos, porque fue uno de los primeros que incursionó en el género y en internacionalizar su carrera, presentándose en escenarios como el Madison Square Garden de Nueva York.

Otro es “El Alfa”, siempre he querido hacer algo con él, cada vez que voy a las discos en Santo Domingo lo veo muy fajado trabajando.

También me gusta mucho el trabajo de “Mark B”, hay algo pendiente para trabajar con él, porque  tiene ese sello latino y americano, el cual fue  implementado por mí, mezclando reguetón con ritmos  hip hop, R&B en inglés y en español.  

No puedo dejar de mencionar a “Mozart”, quien es el que más improvisa; él es un chamaco muy humilde y eso me llena de orgullo.

Después que termines con tus presentaciones,  ¿con qué sigues?

Tengo una presentación pautada para el 13 de noviembre en Puerto Rico. Cuando termine, regreso a Santo Domingo por unas semanas a  encerrarme a crear música. Yo nunca paro, siempre estoy grabando y trabajando.

Por eso me sentaré a crear música, con el Alfa, Mark B y medio mundo a grabar y crear cosas nuevas.

¿Algún mensaje final que quieras compartir con los artistas urbanos?

La tiradera, es parte de la cultura de la música urbana, pero no debe llevarse más alla del plano profesional.

Olvídate, podemos hacerlo y hablar de todo el mundo, hasta de nuestras madres si quieres, pero que se haga de  manera profesional, manteniendo un nivel profesional, sin llevarlo a lo personal, ni a la violencia.