El actor y comediante Jim Carrey fue demandado por homicidio negligente en el caso de la muerte de su exnovia, Cathriona White, víctima de una sobredosis el año pasado.

La demanda fue presentada por el exmarido de White, Mark Burton, quien dijo que el actor usó su “inmensa fortuna y estatus de celebridad” para obtener ilegalmente una receta de medicamentos bajo el nombre de Arthur King, lo que facilitó la muerte de la joven.

White, de 30 años y originaria de Irlanda, fue encontrada muerta de una sobredosis de drogas vendidas bajo receta como Ambien, Propranolol y Percocet, según el informe forense, que catalogó la muerte como un suicidio.

Jim Carrey aseguró que la demanda presentada por Burton es un intento de “explotar” su fama y que se defenderá con todas las herramientas necesarias. “No toleraré este intento descorazonado de aprovecharse de mí o de la mujer que amé”, dijo el actor en un comunicado.