Demi Lovato usó el tono rubio como parte del patrocinio de una marca de belleza que la llevó de gira por Latinoamérica