Diáspora es una muestra de fotografía que destaca a dominicanos que trabajan en la industria de la moda y creación de vestuario que residen fuera de la República Dominicana. Está rea-lizada dentro del marco de Dominicana Moda y la ce-lebración de sus 10 años.

¿Por qué tienes esa fijación en contar historias?

Siempre me han interesado las personas y sus historias, sea en el mundo de la moda, de las artes o derechos humanos. Las personas siempre van a ser el eje esencial. Desde pequeño siempre andaba con mi cámara y fotografiaba a mis compañeros del colegio.

¿Los retratos son el medio por excelencia de tu trabajo?

Sí, por ejemplo, estos diseñadores se conocen mucho por su trabajo, pero la gente no conoce sus vidas. El retrato te permite destacar esa parte humana, esa sensibilidad que a veces es tan imperceptible.

¿Sacar lo humano de un mundo “tan frívolo” como el de la moda?

No necesariamente frívolo (risas), pero sí es el detalle de sacar esas historias que no se conocen. Es un homenaje a esas personas que han dedicado su vida a la moda, con arduo trabajo. Me interesa resaltar esa parte del proceso  de hacer moda que no se ve.

¿Cómo se dio esta selección de diseñadores que has captado con tu lente?

El proyecto empezó  con Dominicana Moda. Como mi base es aquí en Dominicana, pero también trabajo en Nueva York, fui contactando con Sócrates McKinney (fundador) a los diseñadores, también con amigos, y he creado una relación muy bonita con cada uno.

¿Qué tiene de especial esta selección?

Me interesó mucho que todos son muy diversos, cada uno está enfocado en un área, pero a su vez lo realiza con un toque especial y versátil, teniendo un elemento en común: llevar el producto dominicano en alto, en todo el mundo.

¿Por qué has manejado para la muestra la técnica blanco y negro?

Es una técnica que trabajo mucho. Creo que tiene una profundidad y un acercamiento mayor. Trabajo a color también, pero el blanco y negro logra una mayor intimidad con el espectador.

¿Eres el fotógrafo de la moda dominicana?

(Risas), no necesariamente me gusta encasillarme en un género; me gusta ampliar y moverme en diferentes áreas. Soy un fotógrafo retratista.