Antes de contactar a Diomary La Mala para hacerle esta entrevista, pasé varios días documentándome sobre su historia de vida; y confieso que cada párrafo leído me confirmaba que ella es un ejemplo de templanza y perseverancia digno de emular.  

Un día, la artista oriunda de San Francisco de Macorís se fue de República Dominicana, específicamente a Puerto Rico y Nueva York, pero no a probar suerte en el arte -porque aun no cantaba o no vivía del canto-; sino por motivos de salud, para enfrentar una situación alérgica. Sin embargo, esa situación le llevó a encontrar su gran pasión, el canto.

Sin imaginarlo, le seguimos  sus huellas en ambos países donde dio sus pininos en el arte. El estar fuera de nuestra tierra dominicana no fue excusa para que su fama no se esparciera a la velocidad de la luz.

Los conciertos cada vez eran más, porque las personas que la escuchaban cantar quedaban eclipsadas, y no paraban de comentar que habían descubierto una estrella con una voz tan poderosa como su gran corazón, siempre dispuesto a ayudar las causas más nobles.

Su Nickname “MALA”, se traduce de forma positiva en “Mujer, Auténtica, Luchadora y Activista”. Estas siglas, además de ser su baluarte y emblema, la definen en el plano personal y profesional. También a su Fundación, la cual tiene la ardua misión de denunciar el abuso, promover el respeto a la diversidad y el buen trato sin juzgar a nadie por sus apariencias.

En esta entrevista, “Diomary La Mala” nos cuenta de la “A” a la “Z” cómo llega al mundo artístico; quiénes han sido sus mentores y cómo se siente con su reconocimiento obtenido en Premios Soberano 2016, en la categoría “Cantante Solista”.

¿Por qué ser artista te generó confusiones?

Imagínate, ya yo graduada como administradora de empresas, lista para entrar a la universidad en Nueva York a estudiar para chef, que en ese momento era mi pasión, y una noche voy a ver a una amiga cantar a un lugar al que ella nunca llegó y de carambolas me pusieron a cantar.  Lo demás es historia  porque hasta el sol de hoy lo que hago y haré es cantar.

¿Cómo es tu relación con Irving Alberti?

Irving llegó a mi vida como un ángel de la guarda. Él me conocía por varias informaciones que le enviaba mi equipo de trabajo desde cuando yo estaba en Puerto Rico. Aunque confieso que no las veía, pero un día coincidimos en una actividad  de Frank Ceara y sus amigos. Ese día, me vio cantar y quedó malo (risas). Ya sabes, a partir de ese momento, él dice que se comprometió con Dios para devolver lo que habían hecho con él, ayudarme en lo que él pudiera.

¿Cómo es Diomary la activista?

Si supieras que nací así, desde siempre me ha gustado ayudar e identificarme con las causas de las personas marginadas y necesitadas; lo único diferente es que ahora aprovecho los medios y las relaciones para mandar mi mensaje con más fuerza.

¿Qué significa para ti usar un turbante que ya es parte de tu identidad?

Esta fue una decisión, la tomamos como equipo en apoyo a las mujeres que pierden el cabello por el tratamiento de quimioterapia. Por eso, buscamos crear un estilo que les ayude a levantar su autoestima y que al mismo tiempo se sientan bien con el estilo de La Mala.

Sabemos que tienes un hijo que es el sol de tu vida ¿Cómo está él?

Su historia de vida es única, y prometí que después del Soberano no iba a llorar. Jajajaja…. Él está bien, y es mi razón de existir, por el hago todo esto.

¿Si prefieres cantar bolero y balada; por qué tu primer disco es de salsa?

Realmente, me siento salsera y tropical. Pero, a raíz de mi participación en un reality show en Puerto Rico la gente me vio interpretar muchos boleros y baladas y les gustó.

Cuando llegué aquí, empecé a cantar en mi primera casita “El Bar Salón de Los Espejos”, de Bellas Artes. En este escenario,  el público también comenzó a verme cantando baladas. La voz se regó; entonces, seguí en esa línea y nos ha funcionado.  

¿Qué significa para ti el Bar Salón de los Espejos?

Además de ser mi primera casita es mi amuleto. Agradezco a mi amigo de siempre, Alexis Casado, porque gracias a él llegué ahí. Ese fue el eslabón que me permitió tener el reconocimiento de todos.

¿Quiénes son los artistas que encabezan tu lista de favoritos?

Desde pequeña escuchaba los discos que le gustaban a mi familia -casi todos músicos y cantantes-. Aun cuando nos juntamos escuchamos a Barbra Streisand, Celine Dion, Whitney Houston, Mariah Carey, Eliacyn, Andrea Boccelli. De nuestro ámbito latino admiro mucho a “La Lupe”, por su personalidad y porque he descubierto que nos parecemos muchísimo; ambas cantamos descalzas y se quita los artes. También admiro a Pavel Núñez y Alberto Cortez y otros.

Muchas personas se identifican contigo por la canción “A mi manera” original de Frank Sinatra ¿Qué significa ésta para ti?

La considero mi himno personal, es un resumen y esencia de mi vida. Siento que conecta tanto con mi público. En este momento, en estas emociones se da el proceso de retroalimentación de emisor-recetor.

¿Te han hecho propuestas para hacer cine local?

Siiiiii mucho. Ya me han llamado y he participado en varios castings y mi actuación les ha gustado a los  directores.

¿Qué ha faltado?

Ponernos de acuerdo con el personaje, porque quiero hacer un papel con el que me sienta cómoda en lo personal y en mi carrera. Y sí, estoy loca por hacer cine.

¿Qué opinas sobre la situación actual de nuestro país?

Definitivamente, al igual que todos estoy muy preocupada por el tema de la delincuencia. Me gustaría ver una repuesta rápida, pero más que eso, me gustaría ver iniciativas a largo plazo que ofrezcan más oportunidades para esos jóvenes que salen a delinquir. Nos toca identificar y actuar para recuperar y tener el país que queremos y nos merecemos.

Francisco Sanchis dijo que tu look de la alfombra de los premios Soberano le sorprendió a tu favor ¿Qué opinas al respecto?

Ahiiiii siii, Francisco mi amiguito, qué bueno que le gustó. Seguro él pensó que venía como el año pasado que gané el premio a la peor vestida de la noche, pero usé el vestuario por una causa y como una muestra de desprendimiento de las cosas materiales, y funcionó muy bien, porque gracias a mi coma´ Jorge Diep, se hizo un desfile de mis turbantes en RD Fashion Week 2015.

Sin embargo, este año la historia era distinta porque iba como una artista nominada, y quise usar un atuendo más sobrio sin perder mi esencia.

¿Qué significa haber ganado el Premio Soberano en la categoría “Cantante solista”?

Se podrán imaginar lo feliz que estoy, como dije cuando lo recibí; primero agradezco a Dios y después a mis equipos de trabajo de Nueva York, Puerto Rico y aquí.

El mensaje que quiero compartir es que siempre se puede. A esos muchachos que están empezando a cantar, les digo que hay que trabajar con cabeza y disciplina, pero sobretodo con mucho empeño y con fe en sí mismo.