La pasada edición número 67 de los  premios Emmy marcó un hito en la historia de esta premiación, cuando la actriz Viola Davis se alzó con el galardón como mejor actriz por la serie dramática How to Get  Away with Murder (Cómo quedar libre después de un asesinato).

Era la primera nominación de Davis en esta premiación, convirtiéndose así en la primera actriz no blanca en ganar la estatuilla.

El mundo se hizo eco de su premio y, sobre todo, de su voz. No era de extrañar, ya que en pleno siglo XXI es notorio ver cómo las personas “de color” (negros), siguen luchando para romper las barreras del racismo, aún cuando, supuestamente, vivimos en sociedades donde existen “plenas libertades y respeto por los derechos humanos”.  

La actriz en su discurso aprovechó el escenario para hacer  una denuncia social, exactamente sobre inclusión, en el cual tomó como referencia la frase de la extinta y otrora activista Harriet Tubman, una luchadora por la libertad de los afroamericanos durante la guerra civil estadounidense.

“En mi mente veo una línea y más allá de esta línea veo campos verdes, lindas flores y hermosas mujeres blancas alzando sus brazos hacia mí. Pero no puedo llegar ahí, no puedo pasar esa línea”, reza la frase.

También añadió: “Lo único que separa a las mujeres negras de las demás son las oportunidades”. No puedes ganar un Emmy por papeles que, simplemente, no existen”.  

Con estas palabras, la actriz acaparó la atención de cada uno de los presentes y  televidentes, quienes se conmocionaron al escuchar su clamor.

Extrapolando el tema a República Dominicana y a la realidad que viven los artistas de la televisión local, pasa lo mismo que en todos lados: hay parámetros para ser una imagen. A pesar de ello, las figuras  “de color” y con el físico “atípico” están presentes.

Contactamos a varios personajes del mundo del entretenimiento para escuchar su parecer sobre si existe o no  discriminación en los  medios de comunicación. Sea usted el jurado.

Opiniones encontradas

El comediante Fausto Mata  entiende que antes había más discriminación que ahora pero, comenta, los tiempos han cambiado y existe una mayor apertura en los medios de comunicación de hoy.

“Hay quienes dicen que la TV debe ser solo para personas bonitas, pero yo soy producto de una oportunidad. Conmigo no ha habido esa discriminación, por lo menos no la  he sentido.

Mi trabajo se ha impuesto y está por encima de ese tipo de cosas. También puedo hablar por otros compañeros, quienes quizás no están físicamente a la altura de lo que la gente quisiera ver, pero también han marcado una trayectoria”, dijo el protagonista de Todo incluido, su película más reciente.

El también actor de la cinta Willy considera que su  físico, sumado a su talento, ha influido en el éxito que ha cosechado. “Le he sacado mucho provecho a mi físico y a mi contextura”, dijo Fausto Mata.   

También explicó que en su área es menos frecuente que pasen este tipo de cosas, ya que en el humor  los hombres pueden ser altos, bajos,  negros, de pelo crespo y rizo y, que es más frecuente ver discriminación con las mujeres, porque es más exigente el aspecto físico.

Añade: “Con las mujeres es más fuerte, ya que siempre en los programas de TV exigen que sean chicas con buena presencia. Por eso  la tendencia de algunas mujeres de recurrir a prótesis y cirugías”.

Finalizó diciendo que se acepta como es y que una persona que sea segura de sí misma puede trascender en lo que se proponga.  

Respecto al tema, la actriz y comediante Cheddy García se expresa de forma distinta: “Sí existe la discriminación en la TV local. Yo pasé por todo tipo, por el hecho de ser negra, pelo rizo, y de una clase social humilde”.

Afirma que a pesar de los obstáculos, luchó para romper con esos esquemas.

“Con el paso de los años fui rompiendo con todos esos  esquemas y me impuse, a base de mucho trabajo y con un mayor esfuerzo, para demostrar que podía llegar”.

Aunque admite que en su carrera como comediante no existen tantos requisitos   como pasa con las presentadoras de televisión.

“Por el hecho de ser mujer, no juzgo a mi sexo. Y por el simple hecho de ser mujeres, merecemos respeto. Pero así como hay muchas comunicadoras talentosas, hay otras que a la hora de tomar un micrófono no saben qué decir. Se enfoncan más en el aspecto físico que en la misma preparación.

Esas mujeres se someten a cumplir con ciertos estereotipos, porque de alguna forma, hay medios y productores que le ejercen presión, y ellas por cumplir con esos patrones recurren a diversos recursos de estética para verse bien. Ahí es cuando se pierde la esencia”, expuso García.

La ganadora del Soberano  como mejor actriz, por la película La lucha de Ana, compartió como anécdota un caso que le pasó, respecto al tema: “Hubo una vez que una persona del equipo de ventas de un programa al cual pertencía le dijo que me sacaran del espacio, porque yo le afeaba su programa.

Pero gracias a Dios, como tengo una autoestima muy alta, ese tipo de comentarios no me afectan”.

Sin embargo, Miralba Ruíz, comunicadora y productora de TV, entiende que es mayor la discriminación que existe en la sociedad dominicana, que en los medios de comunicación.

“Sí hay discriminación, y si te digo que  no, te hablo mentira. Además, es que es obvio, porque la mayoría de las personas que estamos en TV tenemos un prototipo, y las que no lo tienen quieren tener ese prototipo, ya sea tiñéndose el pelo, usando extensiones o cirugías, con la finalidad de llegar a ese prototipo, que ellas entienden como el ideal”.

Sigue diciendo: “Particularmente, yo no creo que el físico haga la diferencia para ser un buen comunicador.

El físico te puede abrir las puertas  a un medio como la TV porque es visual, pero muchas veces es un arma de doble filo, porque tú sabes la cantidad de mujeres bellas que no pueden decir bien ni siquiera su nombre”.

Siguiendo en ese mismo tenor, la publicista, productora y educadora sexual, Elaine Féliz, entiende que eso es un problema cultural del dominicano, quien no respeta ni acepta que somos un país con una raza muy mezclada.

“En mi caso no puedo decirte que he sido discriminada en TV. Al contrario, cuando entré a formar parte del equipo de NCDN, nuestra directora, Nuria Piera, fue muy respetuosa y me halagó con un comentario muy positivo sobre mi cabellera rizada.

Usar mi pelo así ha sido muy positivo, y me ha ayudado en mi papel como educadora sexual, porque a través de mi cabello puedo manifestar el tema de la diversidad y puedo hablar del respeto que tenemos que recibir todos por ser diferentes”, expresó Feliz, quien es la editora de la revista “Rexpuesta”.

Finalmente, la veterena periodista del espectáculo Zoila Puello cree que no hay discriminación en los medios de comunicación del país.

“No creo que haya discriminación en la TV dominicana. Es un mercado ecléctico, que acoge a personas provenientes de todos los niveles sociales.

Por ejemplo, el canal 5 ha abierto las puertas a muchas personas que han llevado su talento y que vienen de muy abajo, tal es el caso de Raymond Pozo y Miguel Céspedes.

Igual es el “Show del Mediodía”, programa que le ha servido de plataforma a muchas figuras que vienen de todos los niveles sociales.

Tampoco podemos dejar de mencionar a un Corporán de los Santos.

También Roberto Cavada ha dado apertura en su equipo a todo tipo de físicos, y la periodista Edith Febles ha marcado un referente con su estilo en el mundo de las noticias.  

“Entiendo que la competencia es cada vez más fuerte y la generación de ahora debe prepararse mejor. Pero en sentido general, no hay, ni hubo antes, discriminación en la TV”, recalcó Puello.