A las 11:15 de la noche la orquesta empezó a sentirse con los acordes del hit «Demasiado romántica», pero en una versión pop que marcó la dinámica del exitoso concierto que ofrecería Eddy Herrera la noche del viernes en el acogedor Hard Rock Café de Santo Domingo.

El espíritu que inspiró la idea de «Versátil», una producción con motivo del 25 aniversario del artista con su propia orquesta, precisamente era poder incursionar en varios estilos y sintonizar con el término que definía su propuesta. El primer tema fue una probadita para probar al público, porque de inmediato Eddy se sumergió en la intensidad –a ritmo de merengue– de tres de sus éxitos más importantes: «El idiota», «Carolina» y «El vicio».

Un total de 24 canciones robustecieron la selección de este vibrante concierto. La primera parte también incluyó «Ahora soy yo» y «Demasiado niña». Si el público ovacionó el primer corte con un aire pop, pues también disfrutó en grande cuando Eddy dio paso a Edwin García –autor de varios de sus grandes éxitos– para interpretar «Lo que un día fue» y de inmediato se pasó al inglés con una estupenda versión de «Just The Way You Are», el clásito de oro de Billy Joel.

El concierto ya estaba entrando en calor, cerrando puertas de la primera hora, cuando el talentoso artista saboreó los acordes de «Hound Dog» a ritmo del rock and roll y el público se paró de sus asientos para bailar este otro clásico de siempre. Antes de recibir el primero de sus invitados previamente anunciado, el intérprete de «Culpables» se sentó en la batería para una descarga al final de «Me siento bien», y luego cantó «Para siempre», otra canción muy popular de su discografía.

De esta manera, y en un punto en que la noche ya le decía a Eddy que el show terminaría por todo lo alto, dio paso a Alex Matos, con quien jugó a la improvisación y le permitió a su primer invitado cantar juntos «Si entendieras», la canción emblema del salsero. Luego vinieron «Lo perdí todo» y «Como llora mi alma».

Si la gente dio una sentida ovación al salsero Álex Matos, los aplusos se sintieron bien fuertes cuando Mozart La Para entró al escenario para cantar con Eddy «Tu boquita», el hit más reciente del merenguero. Eddy Herrera aprovechó para permitirle al carismático cantante urbano hacer de la suya y también cantar «Pa' gozar», un tema que puso a la gente a gozar de lo lindo.

«No aguanto más» dio paso a una canción que su padre siempre le pedía a Eddy que interpretara «Tu voz», ese sentido tema inmortalizado por Javier Solís. Ya el artista se encontraba en lo más alto que puede subir el público a un artista durante un concierto sin desperdicios.

El concierto iba acercándose a la frontera de las dos horas, cuando ya tocaba ponerle fin a la propuesta que contó con la producción general de Evelio Herrera, mánager y hermano del artista. Fue cuando subió el tercer invitado de la noche, Rafa Rosario, para cantar junto a Eddy «Ya me liberé». El público se puso de pie para mantenerse en vilo hasta el final, con la descarga vibrante de «La bailadora» y la selección especial de «Salsa pa' tu lechón», que no podía ser otro que Johnny Ventura para interpretarla.

El caballo Johnny mantuvo la escena encendida cuando salía del escenario para darle paso al merengue «Ajena», otro hit del artista. Y el cierre estuvo reservado para el padre musical de Eddy: Wilfrido Vargas, que hizo acto de presencia cuando en el piano se escuchaban las notas de «El Jardinero». Wilfrido tomó el micrófono y ensalzó la carrera y los aportes a la música de su alumno, y el concierto ya iba marcando las dos horas y media de duración, cuando invitados y otros artistas en el público subieron a la tarima para despedir y cerrar uno de los conciertos más significativos del artista.