Todo indica que el cáncer que le fue removido del abdomen no fue un obstáculo para que la actriz deje de lucir hermosa, radiante y feliz.