Christian Wolff (Ben Affleck) es un erudito de las matemáticas que siente más afinidad con los números que con las personas. Y él, como eocurre en todos los rompecabezas, es la pieza clave de esta intrincada película cuyas piezas están conformadas por el misterio, la acción, el drama familiar, las dificultades psicológicas y un oscuro sentido del humor.

“Esta película es como un rompecabezas, tanto en sentido literal por el papel que el rompecabezas tiene en la historia como en un sentido metafórico al tener varios actores que dan grandes actuaciones como piezas que se enclavan unas con otras y dan como resultado una imagen completa. No había forma de rendir menos que el máximo; si alguno fallaba todo se venía abajo. Y en este elenco había una sola pieza desafinada, así que realmente sentí la presión de dar una actuación a la altura”, cuenta Ben Affleck en entrevista con Metro.

El contador está protagonizada por dos ganadores del premio Óscar, Ben Affleck y J.K. Simmons, quien interpreta a Ray King, director del Control de Delincuencia en el Departamento del Tesoro.

En la trama, Christian Wolff es un contador que podría pasar desapercibido por su modesta oficina ubicada en un centro comercial con clientes de bajo perfil que viven de sus pequeños ingresos. Pero llama la atención de King, pues sabe que detrás de los grandes delincuentes y grupos mafiosos, se esconde un artificioso contador que ha puesto en orden las finanzas hasta de la organización más ruin del mundo. Tal habilidad combinada con un peculiar código moral, despierta la curiosidad de King y una cierta admiración por Wolff.

“El personaje de J.K. es como un tren dirigido hacia Christian y esa parte de la película tuvo que ser realizada con gran aplomo. Fácilmente pudo haberse convertido en algo que se sintiera trillado o ajeno, pero J.K. hizo algo elegante y trágico. La manera en la que interpretó al personaje fue hermosa y estoy muy contento con que él haya sido el elegido para hacer el trabajo pesado con ese personaje. Cuando vi la película, me impresioné con la fuerza de su actuación”, comenta Affleck.  

El guión de El contador es de las pocas obras originales que se ven hoy en Hollywood. Fue escrito por Bill Dubuque quien después de 12 años de trabajar como reclutador se volvió guionista de cine y quien tiene en su corta historia en el cine otras películas como El juez, protagonizada por Robert Downey Jr, y The Headhunter’s calling, que debutó este año en el Festival Internacional de Cine de Toronto.

“El guión es muy multifacético, es complejo, realizado muy inteligentemente. Es un rompecabezas. Es una gran película de acción, es un drama, es una gran historia de familia, es una historia de amor, es una película que hace una declaración, que nos informa de forma legítima sobre las personas que se encuentran en el espectro como el personaje de Ben, y en la que cada persona es única y tiene una combinación de grandes giros en la trama también. Y las cosas no son siempre lo que parecen. Para mí es un gran motivo para que la gente vaya al cine”, comentó Simmons en entrevista.

La parte femenina de la historia recae en dos actrices, una de ellas es un rostro que resulta muy familiar y a la vez, extraño al verla en una trama tan oscura.

Anna Kendrick interpreta a Dana Cummings, una contadora inexperta pero que encuentra en los números la misma fascinación que Wolff manifiesta.

“Dana es quien nota que algo no anda bien con las finanzas en la Compañía Living Robotics, conocida por crear innovadoras prótesis y que está a punto de cotizar en la Bolsa”, cuenta Kendrick. Y agrega, “Entonces ella se siente un poco decepcionada de que llegue Wolff y tome en sus manos toda la investigación, dejándola de lado de lo que ella descubrió. No es que sea ambiciosa, simplemente quiere sentirse involucrada”.

“Anna es una de esas personas que aporta una tremenda energía, autenticidad y honestidad en todas las escenas que participa. Es una actriz muy talentosa y honesta. Pareciera que no sabe cómo fallar una interpretación, así que es una gran prueba de fuego notar si una escena funciona o no. Puedes estar divirtiéndote haciendo una escena, pero cuando estás cerca de Anna, se vuelve obvio demasiado rápido si algo no está saliendo bien”, comentó Affleck acerca del trabajo junto a Anna Kendrick.

La cinta fue dirigida por Gavin O’Connor, quien en su historia cuenta con La última pelea y El milagro, entre otras. En El contador, además de lograr una gran dinámica entre los personajes, muestra diferentes pacientes con autismo que se manifiestan de distintas formas.

“En mi primera conversación con Ben, una vez que acordamos sobre cómo yo quería contar la historia, lo que era importante para mí y la intención de la película y de qué se trataba y todas esas cosas, había cosas que quería hacer con el guión sin alterar el rompecabezas. Una vez que estuvimos de acuerdo en todo eso, le dije a Ben que sencillamente no podía aparecer e interpretar a alguien con Aspergers, que iba a requerir de mucha investigación y tiempo y trabajo. Le dije: ‘¿Estás dispuesto a hacer eso?’. Y dijo: ‘Ciento por ciento, no lo haría de otra forma’”, relata O’Connor respecto a cómo le dieron forma al complejo personaje de Christian Wolff.

Y agrega: “Pasamos mucho tiempo investigando, leí un montón de libros, vi muchos documentales, escuché una gran cantidad de podcasts, entrevisté a un montón de gente: especialistas, educadores. Luego, a Ben le di toda la información que yo había recopilado y él empezó a reunirse con especialistas, educadores y hombres de 18 a 30 años de edad en el espectro. Y lo que aprendimos sobre el autismo es que cada caso es diferente. No es como que tienes autismo y todos tienen la misma cosa. Cualesquiera que sean tus obsesiones, tus intereses, tu singularidad, tus conductas, todo es diferente, lo que fue muy liberador, así que simplemente empezamos. Y una vez que hicimos todo eso y acumulamos todos los comportamientos entonces el desafío era que tenía que conseguir que Seth, quien interpretó al joven Chris, lo hiciera. Y una vez que teníamos todo, empecé con Ben y empecé a filmar a Ben; y luego agarré a Seth y Seth comenzó a imitar lo que Ben había hecho”.

Y todos estos elementos son una parte de la trama que se encontrarán desde hoy en todos los cines, cuando El contador llegue a las pantallas.