El próximo 10 de marzo estrena El malquerido, la película biográfica sobre el vertiginoso ascenso del llamado “Bolerista de América”, Felipe Pirela. Una de las apuestas nacionales más interesantes y esperadas en el séptimo arte.

Alrededor del filme hay una gran expectativa por su acertada campaña de promoción, así como por el valor de la historia del ícono venezolano inmortalizado por el largometraje, signado por el espíritu de la nostalgia y representado por diversos géneros como el musical, la tragedia y el drama romántico.

Fue presentada con éxito rotundo en Venezuela, donde más de 22,000 personas disfrutaron este estreno en el primer fin de semana y fue proyectada en siete países de América Latina.

Ambientada en la época de los años cincuenta, el filme reconstruye la vida de Pirela, desde sus orígenes humildes hasta alcanzar el reconocimiento y la fama de una estrella internacional. En el camino se descubren sus fuentes de inspiración en su ciudad de Maracaibo, donde debuta como cantante al calor de la frecuencia de una modesta radio local.

También la película muestra el surgimiento de su primer amor, con una chica menor de edad, Mariela Montiel, quien se convierte en su esposa, a pesar de los obstáculos y las adversidades de su entorno conservador. Una relación marcada por sentimientos encontrados, recuerdos imborrables y diferencias irreconciliables. Se debatirá entre sus sueños de felicidad y sus pesadillas, su eterna búsqueda del éxito y su destino sellado por la pasión hacia la música.

La dirige el realizador venezolano Diego Rísquez, un importante cineasta cuya obra envuelve diferentes etapas, períodos y líneas temáticas, como la pintura, las artes plásticas, la vanguardia, el perfomance y sofisticadas alegorías estéticas. Al frente del reparto de talentos consagrados y emergentes se distingue la figura de Jesús “Chino” Miranda, del dúo Chino y Nacho.

El joven cantante y actor engordó 10 kilos para lucir como el personaje, recibió una compleja preparación y estudió el libro del periodista Eduardo Fernández. De hecho, sus páginas fueron adaptadas por el guion, escrito por Robert A. Gómez y Emiliano Faría. El elenco lo completan Greisy Mena, Sheila Monterola, Héctor Manrique, Mariaca Semprún, Carlos Cruz y Sócrates Serrano, por solo citar algunos integrantes del “ensamble” coral.