El Mayor Clásico y sus nuevos representantes en Estados Unidos están celebrando tras su alianza el éxito de su primera gira que se extenderá por un mes.

El artista se ha estado presentando con notable éxito en clubes de las ciudades de Nueva York, Nueva Jersey, Massachusetts, Pensylvannia y ahora dirige sus pasos a Florida, Charlotte, Atlanta y Connecticut.

A su llegada a La Gran Manzana, el Mayor Clásico sostuvo un encuentro con la prensa en donde habló de sus expectativas con este tour y mostró su satisfacción por haberse unido al catálogo de artistas que representa en Estados Unidos la empresa Chico Mambo Promotions, que preside Julián Peña.

A decir de Peña, pese a que  El Mayor Clásico tiene una gran demanda debido a su popularidad, no quieren abusar de la plaza ni de su éxito, por lo que sus salidas de República Dominicana serán administradas con criterio cada vez que se plantee una gira a la nación norteamericana.

Desde su recibimiento a todo lujo en el aeropuerto John F. Kennedy, de Nueva York, asi como el cuidado de cada detalle en sus shows, cumpliendo con sus pedidos, no cabe duda que al joven urbano, cuyo nombre de pila es Enmanuel Reyes, se le ha estado dado un trato de rey como muy bien lo merece.

“Para mí es un placer compartir ahora mi proyecto con una empresa prestigiosa como es Chico Mambo Promotions y ya que emprendemos un nuevo camino espero que sea otro escalón más para seguir avanzando en mi carrera”, dijo El Mayor Clásico cuando días atrás se reunió con medios de comunicación en La Gran Manzana.

El artista no escapa a la controversia que genera cada cosa se hace. Antes de viajar a Estados Unidos se tatuó la bandera norteamericana en uno de sus brazos y algunos se indignaron al entender que tenía que ponerse allí un símbolo patrio dominicano.

Sobre esto dijo que es una manera de agradecer a los Estados Unidos por lo que ha hecho por él como artista al abrirle las puertas para exponer su música fuera de República Dominicana.