La noche del sábado del Dominican Republic Jazz Festival 2016 se convirtió en un espectáculo sin precedente en la historia de la música en el país, cuando el mejor Jazz del mundo compartió protagonismo con el merengue en un cierre del evento que no pudo ser mejor.

Maridalia Hernández, la India Canela, Vilma Olivence y la orquesta del maestro Jochi Sánchez, hicieron que el merengue pusiera a bailar a turistas y dominicanos que, pese a un clima luvioso, abarrotaron la playa de Cabarete, Puerto Plata.

La apertura de la artista chilena Patricia Zarate Quintet y su banda deleitó al con un magnífico repertorio de canciones folklóricas de su país; entre ellas, Violetas, Cuequita, Flaco, Continental Riff, Ni Chicha Ni Limonada (de Victor Jara); Su participación concluyó con la musicalización de Sube a nacer conmigo hermano (poema de Pablo Neruda, basado en arreglo de Los Jaivas).

Reconocimiento

Después de su presentación, los organizadores del festival le hicieron un reconocimiento con la entrega de una pintura alusiva a la XX Versión 2016 del DR Jazz Festival, dedicado a enaltecer los valores de la mujer y contribuir a erradicar la violencia de género en el mundo. La obra de arte es de la autoría del pintor Adolfo Faringthon.

Los amantes del Jazz disfrutaron al máximo la presentación de las reconocidas artistas estadounidenses Terry Lyne Carrington, ganadora de tres premios Grammy, en  “Special Quartet” Featuring Geri Allen, Ingrid Jensen & Linda Oh.

“Merengue entre Mujeres”

Las voces de Maridalia Hernández, la India Canela, y la nobel merenguera Vilma Olivence, pusieron a todos los allí presentes a bailar, vibrar y saltar, incluyendo al mar que en ese momento comenzó a aumentar el oleaje mostrando su alegría.

La India Canela subió al escenario cantando Los Algodones seguido de Caña Brava, antes de continuar con su repertorio, agradeció a los organizadores la invitación para participar en esta XX versión del DR Jazz Festival 2016; resaltó el prestigio y grandeza del Festival por el que han desfilado reconocidas estrellas de la música.

El rumbón siguió con Vilma Olivence, quien interpretó el merengue Vive, y preparó la entrada a Maridalia Hernández, quien inició su presentación interpretando Ojalá que llueva café, continuó el repertorio con los temas Santiago en Coche, La Gallera y un mosaico con los merengues: El Papujito, La Chiflera, Vamo a Hablar Inglés, y El Pecao de Samaná.

El público no quería parar, pero llegó el momento del cierre del Festival de Jazz junto a la lluvia, el aumento del oleaje del mar y vientos que a cada minuto se hacían más fuertes. Los organizadores quedaron satisfechos por la participación de tantas estrellas en este festival y la receptividad del público que durante 20 años lo ha respaldado.

Para finalizar los organizadores subieron a tarima al niño David, considerado “prodigio de la percusión”, quien mostró su talento ante todos los presentes.

El evento, que llega a sus 20 años, tiene un variado contenido de jazz, blues y música popular dominicana. Su objetivo es fundacional.