La Navidad es considerada como una época donde se manifiesta y se promueve el amor y la unión familiar.

Y para llevar este mensaje a toda la nación dominicana, en especial a las personas con menos recursos económicos, el Banco Popular presenta desde el pasado domingo la edición número 24 del tradicional espectáculo navideño El milagro de la Navidad, de la autoría del dramaturgo y actor dominicano Iván García Guerra.

La obra, en la cual los actores principales son algunos de los  empleados de la entidad bancaria junto a sus respectivos  hijos, tiene un elenco compuesto por 45 actores, acompañados de 25 cantantes líricos pertenecientes al coro del banco.

Iván García Guerra, ideólogo de esta pieza, explicó que se trata de una obra que tiene como finalidad promover el amor y la hermandad entre los seres humanos.

“Este montaje trata la historia del nacimiento del niño Jesús, narrado en versos de ocho sílabas creados por mí,  con rimas alternadas. Además de que está acompañando de una grabación con música de Navidad que va desde lo popular hasta lo clásico, como Vivaldi y Bach, entre otros”, dijo el actor ganador del Gran Soberano, durante una entrevista con MetroRD horas antes de presentar la primera función.

Durante la entrevista, García contó con gran entusiasmo y sentimiento la historia sobre cómo surgió este montaje, que tiene como mensaje primordial el amor, y llegó al punto de emocionarse tanto que las lágrimas invadieron sus ojos.

“Me tomo la vida muy en serio. La idea surgió cuando trabajaba en la publicitaria Cumbre y Freddy Ginebra me pidió que  creara un espectáculo para otro cliente, quien patrocinó el show los primeros dos años. Con los 24 años que tiene el Banco Popular haciendo este espectáculo, más los otros dos, tenemos un total de 26 años produciendo esta obra. Para mí, esta época del año es una de las más  hermosas  que uno  pueda vivir en todo el mundo; sin importar los problemas que haya, todo tiende a cambiar. Me siento bien, me enamoré de la idea y en dos días escribí el texto y me boté, con unos versos bien cuidados y que dicen cosas hermosas”.

Abundó afirmando: “En los primeros años llegamos a presentar el espectáculo por los diferentes pueblos  del país. No porque la haya escrito yo, pero la belleza del texto es muy formal. Siempre las funciones se llenan y la gente lo disfruta. Y siempre digo que El milagro de la navidad es un verdadero milagro, por el apoyo masivo que siempre recibimos por parte del público y por el espíritu que se crea dentro del banco, ya que hay actores que están desde el inicio. Un ejemplo de ello, es que los que fueron querubines y angelitos en el primer montaje, ahora pasaron a interpretar los Reyes Magos.  Es un equipo donde hay mucha armonía, aquí no hay discusiones, y disfrutamos lo que hacemos”.

Finalmente, García aconseja a los dominicanos vivir esta fecha con un sentido humano y no festivo.

Insta a que se olviden de Santa Claus, de comprar juguetes y demás,  que se den cuenta que la Navidad es amor: el que debemos compartir con nuestro prójimo.

Valores

Un evento con sentido altruista

Víctor Hilario, gerente de la división de responsabilidad social del Banco Popular, explicó que se trata de una actividad que la institución desarrolla dentro su programa de responsabilidad social con la finalidad de fomentar el ágape familiar.

“A nuestras funciones vienen niños provenientes de diferentes comunidades de escasos recursos del país. En la primera función, con la cual abrimos la Navidad, trajimos un total de 485 niños en estado de vulnerabilidad. Con este espectáculo, buscamos que esos niños puedan revivir la niñez. Y si les fue robada por algún hecho lamentable, como en el caso de las niñas del Hogar Corazón de Jesús, que son niñas abusadas y maltratadas, queremos con este gesto de amor devolverles la inocencia. También trajimos niños de Aldeas SOS, entre otras fundaciones sin fines lucrativos”, enfatizó Hilario.

¿Cuándo y dónde?

El próximo domingo 20 y viernes 25 a partir de las 6:00 de la tarde, en la Torre Popular de la Ave. John F Kennedy con Ave. Máximo Gómez.