Al parecer la monarca española no se cansa de estar en medio de la polémica, hace unos días llamó la atención por su rostro y ahora lo hace con su vestuario.