En los años 90, estos galanes lo tenían todo: bellos, ricos, famosos y exitosos. Hoy en día, generan más titulares por sus desastres sentimentales y por el bótox.