Emma Watson interpretó a la perfección a Hermione, sin embargo no era del todo ideal para el papel y eso fue lo que le tuvieron que arreglar durante el rodaje.