Habitualmente cuando la persona que atiende en algún negocio necesita ausentarse durante algunos minutos deja un cartel de “disculpe las molestias”. Sin embargo, este no fue el caso del ingenioso cartel colocado en una librería de Sevilla, España el cual se ha vuelto viral.

María José Barrios propietaria de “Casa Tomada”, nunca imaginó que inventar una bonita historia causaría tal sensación en las redes sociales. Este fue el mensaje:

Estimados Clientes:

He salido un momento a pedir la mano de Rosaura, la hija del sastre. Llevo demasiado tiempo solo. Si acepta, huiremos juntos de la ciudad, nos casaremos en la primera iglesia que encontremos en el camino y tendremos dos hijos. Al mayor lo llamaremos Anselmo, por mi abuelo.

De lo contrario, volveré en cinco minutos.

El letrero es parte de uno de los relatos que Barrios publicó en su libro “Cuentos mínimos” y aunque lleva ya un mes en la ventana fue hasta hace una semana que un conocido lo fotografío, lo compartió y se volvió viral.

De acuerdo con declaraciones al periódico español “El País”, Barrios asegura que era una pequeña broma y que por esa razón no colocaron ni nombre, ni logotipo de la tienda para que se viera más real.