¿Por qué los payasos nos causan tanto terror, repudio y nos parecen a veces tan grotescos? Porque su leyenda negra se remonta a varios siglos.