Los fans hacen de todo para conocer a sus ídolos y demostrarles su admiración. Es el caso de Ricky Mar, un diseñador gráfico de 42 años que hizo un robot inspirado en Scarlett Johansson.

Durante 18 meses este hombre se dedicó a crear un robot “idéntico” a la actriz gastando 50 mil dólares.

Mar es originario de Hong Kong y platicó con el diario británico DailyMail, al que confesó que desde niño le apasionaron los robots.