Tantos conflictos en la pareja parecen obra de un truco publicitario. Actualmente todo indica que las fotos forman parte de una extorsión.