En las imágenes se puede ver a Kim Kardashian lucir tranquila pero muy aislada de la policía que se encuentra en el lugar