Semanas antes de la fecha, Mariah Carey y Kourtney Kardashian ya estaban convocando a sus amigos celebridades a sacar su lado creativo con estos disfraces