El infierno está empedrado de un camino lleno de buenas intenciones. Así que no, en los Billboard 2016  la intención no es lo que cuenta y no ha contado para nada en una sucesión de looks exagerados, con fittings pésimos y vestidos que parecen hechos por estudiantes de la peor escuela de diseño.

Otras ni siquiera fueron consecuentes con el clima, como Meghan Trainor, quien debe estar asándose en su vestido de lentejuelas de cuello tortuga que debió dejar para los Oscar. Ni se diga de la copia de Lady Gaga, Z Lala y de Britney Spears, cliché pop andante a pesar de su cuerpazo y la cara que aterra a varios en Twitter.

Por eso hubo tan pocas bien vestidas en este evento. Idina Menzel mostró que se puede usar un vestido de diseño negro y verse sobria y elegante. Ciara sabe que ser sexy no implica verse estrambótica. Se puede ser sobria y limpia. Y Laverne Cox barre el piso con más de una estrella novata o con más exposición: ella les podría dar algunas lecciones sobre cómo vestir.

Vean la pequeñísima lista de las mejor vestidas en esta gala.