Su primera oportunidad fue en 1994 gracias a Germana Quintana, en la obra Monja o detective,  y desde entonces Francis Cruz no ha parado, trabajando hasta hoy en 22 obras de teatro, 23 largometrajes y 18 cortos y mini series.

Este año, Francis cumple 22 años de haber comenzado a transitar el camino de la actuación y se prepara para darle vida a uno de los papeles más importantes de su carrera, “Ray”, un hombre de un oscuro pasado, en la obra teatral Ave negra, que llega a la Sala Ravelo a partir del 2 de noviembre, una obra producida por Mario Lebrón y Teo Terrero.

“Ray es un hombre que ha tratado de recomponer su vida, pero vive con una herida abierta de 15 años”, explicó Francis sobre su personaje.