“El Indio” nos dice por qué nadie puede perderse el próximo éxito taquillero de R.D.

De El Hoyo del Diablo a Dos policías en apuros, ¿por qué el cambio drástico de género?

Yo no creo que haya cambio drástico, yo creo que hay cambio, creo que la vida es un fluir. La vida es un constante cambio, lo que permanece quieto se muere. El truco es muy fácil: muévete o muere. Los ríos que se estancan se mueren. El idioma que se deja de hablar se muere, como murió el arameo, el idioma de Jesús. El truco es cambiar.

¿Por qué la elección de tantas figuras famosas en las redes sociales? ¿Crees te llevarán a las salas de cine un público cautivo?

Dos Policías en apuros  es una película de entretenimiento, es un tipo de cine un tanto comercial, cuyo móvil es entretener en un espectáculo y de ahí vienen las figuras populares, por eso queremos atraer personas que atraigan gente.

En tu otro filme elegiste actores de las tablas porque se te hacía más fácil el manejo de los actores. ¿Qué pasó de diferente en este caso?

En este también elegí actores del teatro como Franklin Domínguez, Niurka Mota, Fausto, Manolo, Salvador Pérez Martínez, Conrado Ortiz, Jalsen Santana, Juan María Almonte. Esta película es muy ecléctica.

¿Persigues ser popular o ser el mejor?

La vida es una búsqueda, no es un aguardar de oropeles y aplausos. No soy de los que sienten que hay un lugar donde llegar sino un camino que recorrer, y lo recorro. Siento que mi competencia soy yo mismo y que debo de pelear con mi ser interior para ser mejor cada día y para tratar de hacer las cosas bien; ser el mejor es muy ambiguo.

Yo lo que quiero es hacer cosas y en cada cosa ponerme una meta y ser diferente. Como tratar de hacer una película de terror que marque un hito cinematográfico dominicano, tratar de hacer una comedia de acción, tratar de hacer una película de terror con acción, que será mi próxima producción.

¿Qué tiene que tener una historia para que la quieras llevar al cine?

Eso le pregunté yo a Silvio Rodríguez un día tomando café y me dijo: “Tú sabes que yo le pregunté eso mismo a alguien en Francia y me quedé con esa”, y yo me quedé con la de Silvio.  El arte lo único que tiene que ser es sincero consigo mismo; cuando hagas una película de raperos que sea sincera, que diga lo que ellos quieren decir. Las producciones deben tener un guion sincero.

Después del  Hoyo del diablo afirmaste en otras entrevistas que querías hacer películas de zombis. ¿Sigue la idea en mente?

¡Ay sí! Me encanta pero pienso que se puede mezclar con comedia. De hecho, hay una película cubana de zombis, Juan de los muertos, una comedia de un joven que se dedica a matar zombis y es chulísima.

Volviendo a Dos policías en apuros, ¿qué cuenta?

Son dos historias paralelas que corren y se van uniendo entre sí. Por un lado la historia de Juan María Almonte, que es un general que tiene un hijo (Fausto Mata) y que no quiere que sea policía porque no tiene los dotes necesarios. Por otro lado, Salvador Pérez Martínez quiere ayudarlo y le dice que lo integre con este agente del FBI que viene a resolver un caso de falsificación. Entonces, estas dos historias se unen para dos policías: Juan el bobo y Pedro animal, quienes ayudarán a un meticuloso del FBI a resolver un caso de una falsificación de 200 millones de dólares.

¿Por qué quisiste llevar a la pantalla esta historia?

Porque al final mis historias son como un antibiótico relleno de caramelos. Verás una película de chercha con elementos críticos. Todos los traicioneros de la patria tienen nombres antagónicos en esta película. Además, es una denuncia generacional, es un reto ante el mundo que no quiere abrirse ante la web y te pongo a la gente de la web y te enseño que son el futuro y no el futuro… porque  ellos son ya el presente.

¿Crees que las críticas te tratarán bien?

Yo soy de los que hacen cine, va a depender de ellos si les gusta o no mi arte. Este trabajo  es una representación artística de mis pensamientos. Hago un cine para el pueblo. Yo soy del pueblo y vengo del pueblo, y no voy a traicionar al pueblo.

¿Por qué todos los dominicanos tienen que ver Dos policías en apuros?

Porque es una comedia diferente, es una película con altos valores de producción que intenta robarse los mercados internacionales.  Una película con drama. es la primera vez que vas a ver a Fausto y a Manolo llorando, es la primera vez que se hace un “match point” entre uno de los mejores comediantes mexicano, boricua y dominicano. Yo no me la perdería.

Y la elección del elenco, ¿te garantizará las ventas de taquilla?

Cada vez que alguien me presenta una película siempre hago una proyección. Al final el pueblo tiene la última palabra, ellos son los que deciden, con publicidad o sin publicidad, con actores o sin actores, el género que sea; ellos deciden qué les gusta y qué no. Ellos dijeron que Tubérculo Gourmet era la película; independientemente de los críticos, era buena y sin mucha publicidad llevaron 500 y pico de miles de gente al cine.

Confiesa, traer a dos actores mexicanos ¿te salió muy caro?

Yo no ceo en lo caro y lo barato. A muy temprana edad mi hermano me enseñó que hay cosas que tienen precio y otras tienen valor y por él aprendí que esos actores no tienen precio, tienen valor y le agregaron el valor agregado que necesitaba la película para que los dueños y ejecutivos de Lions Gates vengan a la premier a ver la película. Aquí estará Jim Valnavara viendo la película. Pienso que hay que aprender en la vida la diferencia entre el precio y el valor; el precio termina donde comienza el valor de las cosas.

Ellos pudieron haber costado lo que ellos quieran, pero ahora tenemos un producto que puede exportarse. Esta película va a abrir en cines de Costa Rica.

¿Crees que esta será la tendencia de los filmes locales para acercarse a otros mercados?

Debería.