Tras el alboroto creado por  los problemas técnicos del vuelo de Delta Air Line que transportaba a Frank Reyes y que se vio obligado a aterrizar de emergencia en la ciudad de Sherbrooke, se ha confirmado que el popular intérprete del ritmo de amargue se encuentra bien.

El avión fue sometido a chequeos mecánicos que obligaron a los pasajeros de la línea a permanecer en suelo canadiense para continuar su ruta hasta la ciudad de Nueva York.

El pasado sábado, el príncipe se presentó en Toronto ante cientos de sus seguidores que esperaban su actuación en esa ciudad.

El intérprte de “Noche de pasión” inició el pasado 12 febrero su “Tour USA 2016”, por varios Estados de La U­nión, para retornar a suelo patrio a mediados de abril.