En el 2002, el cineasta Giovanni Cuevas vio la necesidad de crear una academia que forme al recurso humano idóneo para trabajar y aportarle nuevos conocimientos a la pujante industria que camina a pasos firmes en el país.

Ese interés de aportarle al cine local no lo hizo dudar, todo lo contrario, fue su motivación para dedicar su tiempo y energía para abrir una nueva alternativa de educación cinematográfica. La primera etapa de este plan consistió en trabajar el perfil de docencia y los programas que se impartirían.

Fruto de esta inquietud el 2 de enero de 2002, nació GC FILMS Escuela de Cine y Fotografía. “Aunque existía una institución que impartía clases de cinematografía, sentíamos que faltaba algo más enfocado directamente en el desarrollo del cine práctico y conceptual. Por eso, desde el 2002, estamos trabajando por esa inquietud de ver una escuela porque la mayoría de las personas habían trabajado fuera del país y entendíamos que no era necesario irse para nosotros tener una educación de alto”, afirmó Cuevas, quien es director y fundador de GC FILMS Escuela de Cine y Fotografía.

Destacó que GC Films escuela de Cine y Fotografía fue diseñada para una nueva generación de cineastas que comparten una pasión en común y quieren aprender haciendo sus propios cortos inmediatamente, en manos de un programa intensivo.

Su carta de presentación

“En nuestros cursos los estudiantes no solamente aprenderán cómo usar una cámara, luces en la escena o editar; ellos aprenderán cómo todos los aspectos de hacer cine están relacionados y se integran unos en otros aprendiendo así aun más de ellos”. El currículo de GC Films escuela de Cine y Fotografía fue establecido sobre la base de una filosofía que balancea una clase teórica con una práctica. Para nosotros él aprender practicando significa que cada estudiante elabora una serie de cortos.

Explicó que esta metodología va introduciendo a los estudiantes al proceso fílmico. “Cada estudiante escribe, produce, dirige y edita una película, entonces el estudiante aplica la experiencia adquirida a través de este proceso en su próximo proyecto, y así el proceso práctico de aprendizaje es continuo”, precisó.

Metodología didáctica

Desde el primer día los estudiantes tienen una cámara y un equipo cinematográfico en sus manos; es decir, que la teoría está totalmente amarrada a la práctica. “Utilizamos la metodología de llevar la teoría a la práctica”.

Una modalidad vanguardista que utilizan es que los estudiantes reciben clases en vivo por streaming desde París y España. “Nuestras clases tienen esa mezcla del concepto artístico del cine europeo, con el aprendizaje y lo práctico del cine norteamericano”.

Las clases prácticas en su mayoría las realizan en Santo Domingo, pero tienen la facilidad de moverse a las provincias. En ocasiones anteriores, los fines de semana se han trasladado a Bonao, Puerto Plata a realizar cortometrajes.

Giovanni Cuevas explicó otra ventaja, que la escuela está disponible los siete días a la semana, las 24 horas para que los estudiantes tengan la oportunidad de realizar sus prácticas de edición, que puede ser un corto o un documental que se trabaja en equipo.

Los estudiantes también tienen la opción de tomar los talleres técnico-profesionales con una duración aproximada de dos meses.

Equipos técnicos

Esta es una carrera totalmente práctica, por eso, Giovanni Cuevas explicó que esta escuela boutique tiene todos los equipos de alta gama para impartir docencia a sus estudiantes con los equipos requeridos. “Además, a nuestros estudiantes les entregamos todos los libros y materiales (CD, DVD), las fotocopias que puedan necesitar, les damos refrigerios”.

Afirmó que los equipos que posee la escuela se usan de manera estándar en Hollywood, Europa, India y en cualquier parte que se haga cine. “En el quinto, sexto trimestre la escuela les regala dos rollos de película cinematográfica de 16 milímetros, con el objetivo de que los estudiantes rueden sus películas”.

Puso como ejemplo, el guión, que es una herramienta importante porque nace y muere junto con la película y todos trabajan en torno a esa historia. “¿Cómo vamos a saber que lo escribimos funciona? Utilizando los equipos que  tenemos en la Escuela”, dijo.

La carrera es menos costosa que la matrícula que se paga en otras universidades como UNIBE, INTEC y Altos de Chavón u otras universidades que tienen esta especialidad. “El hecho de que tengamos estos equipos a disposición de los estudiantes, es un valor agregado al costo de la matricula que la Escuela le ofrece a sus estudiantes”.

Requisitos para ingresar

La Escuela tiene una aplicación con todas las informaciones, que se puede bajar por Internet. Los documentos principales son el certificado de bachiller y una carta de motivación indicando por qué eligen la carrera de cine.

“La carta motivacional es muy importante porque nos permite comprobar su capacidad de concepto y escritura. A través de esta carta vemos cómo el estudiante se muestra con el interés de estudiar la carrera. Normalmente, también si tiene algún cortometraje o un portafolio de sus trabajos ya realizados para cuando se integre a las clases, y a tener una referencia de su vena artística y saber por dónde va.

Luego, se pasa al proceso de aprobación de esa solicitud”, dijo Bartolomé Tellado, quien es subdirector de esta academia.

Equipo docente

Actualmente, la escuela tiene un promedio de 18 a 20 profesores que imparten las clases del pensum de manera regular.

“Ser docente de cualquier entidad con carácter internacional le da prestigio al cuerpo profesoral, además de que este personal trabaja para fomentar la educación del país. Nuestros profesores están graduados, en sentido general, en París, España, Nueva York, México, Cuba y República Dominicana. Todos son altamente capacitados; cinco son extranjeros, el resto es local”, significó Giovanni Cuevas.


Mercado laboral

GC Films Escuela de Cine y Fotografía es una escuela polivalente, es decir, que los estudiantes salen con perfil profesional para ocupar prácticamente todas las posiciones de importancia dentro del cine.

Para los fines, el pensum está diseñado con las materias suficientes para que los estudiantes se formen como profesionales hábiles y activos en cada área. “Por ejemplo, en edición guión, fotografía y producción, tienen entre siete u ocho materias. Esto los perfila para ocupar las posiciones de especializaciones que más les gusten dentro de la industria”.

“En sus más de 3,500 horas de clases, los estudiantes reciben una excelente formación que les permite conseguir importantes plazas en el mercado del cine local. Estas horas se reproducen en prácticas constantes en cada una de las áreas donde ellos pueden incurrir directamente en el mercado laboral”.

Tenemos relaciones con productoras que solicitan estudiantes, y algunos consiguen trabajo estando dentro de la carrera. “El mercado laboral para nuestros estudiantes es muy prolifero porque saben de producción, de fotografía fija y documental; también, saben hacer un guión,  editar guiones en programas final drive, saben animar 2D-3D, ilustrar en 2D”.

Dentro del marco laboral tienen conocimientos para desenvolverse en estas áreas. También, les preparan en las áreas más fuerza laboral del cine que demandan las producciones locales. Tenemos animación 2D-3D e Ilustración 2D, que son materias no tradicionales en las escuelas del país.
La Escuela recomienda a estudiantes a las productoras y también la Escuela les ofrece trabajo temporal cuando se constituye en productora.

Alianza con FEISAL

Educar es un trabajar en equipo. Por eso, Giovanni Cuevas, ingresó su institución a la Federación de Escuelas de la Imagen y el Sonido de América Latina (FEISAL), institución de la que ha formado parte de la Junta Directiva, específicamente cumpliendo sus funciones de tesorero.

Desde el 2012, FEISAL supervisa y orienta esta academia, en cuanto a los programas, la metodología de la docencia y el pensum que ofertan a los estudiantes.

Como parte del proceso de afiliación, cada año viajan a la Asamblea General y a la Asamblea Ordinaria que hace la Federación, en las cuales participan los 14 países y sus más de 50 escuelas audiovisuales que integran. “En estas reuniones presentamos nuestras nuevas propuestas de pensum y a codificar y conceptualizar el trabajo latinoamericano de la docencia cinematográfica. Con la Federación tenemos un propósito y es hacer que la enseñanza cinematográfica en América Latina se unifique desde el punto de vista de pensum, conceptual y de intereses comunes”.

“El cine es un arte universal, lo que significa que lo aprendemos en Hollywood o en Inglaterra en el London Film School, nosotros debemos reproducirlo aquí. Se unifican de esta manera, las materias de la carrera de cine son las mismas. Por ejemplo, si vamos a hablar de edición, el aprendizaje y los equipos son estándar; con la fotografía pasa igual porque utilizamos las mismas herramientas, las luces, las cámaras. Cada una de esas herramientas tiene además un criterio de utilización que es lo que hace que se facilite la unificación de esos criterios en un cine latinoamericano”.

“La misión de la FEISAL en la que estamos inmersos profundamente es cómo llevamos esta industria dominicana, que es nueva, a los pasos de las industrias más viejas de Latinoamérica. Y eso se logra unificando criterios de realización y criterios y conceptos de historias ¿Qué vamos a decir de nuestros países y qué bien  y qué mal común tenemos”, agregó Giovanni cuevas.

Pero realmente, no somos tan pequeños, de hecho estamos haciendo más películas que en Colombia, que fue el país que tomamos como referencia para la Ley General de Cine.

Otro fenómeno que no pasa en muchos países latinoamericanos es que el cine dominicano genera beneficios dentro del mismo país. “Digamos que en el cine completo, la mayoría de las películas no son exitosas en el mundo entero. Sin embargo, aquí funcionan muy bien una serie de películas independientemente del éxito que puedan tener o no. Por ejemplo, aquí Sanky Panky dejó dinero, Lotoman, Andrea –en su momento–, Nueva Yol, Perico Ripiao, y otras más. Aquí, realmente se está dando un fenómeno distinto a otros países”.

Horario de las clases

El horario de las clases de la carrera de Cnematografía es de lunes a viernes, de 8:00 a.m., a 1:00 p.m., y sus aulas están diseñadas para 10 y 15 estudiantes que es la cantidad apropiado para recibir docencia de cine.  

Actualmente, el equipo directivo está evaluando si resulta factible impartir las clases en horario vespertino, porque los estudiantes requieren de mucho tiempo para realizar sus prácticas. “Nuestro compromiso es educar a los estudiantes con un alto nivel de calidad”.

Algunas de las experiencias prácticas de sus estudiantes son los cortometrajes: Concha, Soledad, Mercado Nuevo, Eutanasia, La Sombra y Musical.

¿Dónde contactarles?


GC FILMS Escuela de Cine y Fotografía está ubicada en la calle Juan Sánchez Ramírez No. 126, en la Zona Colonial. Teléfono 809687-0077. Página electrónica www.gcfilms.net. Correo electrónico info@gcfilms.net /gcfilmsnet@gmail.com