Apenas el día de ayer, Susan Wojcicki, directora ejecutiva de YouTube, declaraba en un artículo para CNN que cuando su hija le dijo que odiaba las computadoras quedó impactada, y rápidamente la inscribió en un campamento de codificación solo para chicas, donde ella empezó a ver que la tecnología podía mejorar su propio mundo.

En su ensayo, reflexionaba sobre la falta de presencia femenina en el mundo tecnológico. 

“La industria de la tecnología no es el futuro, es nuestro presente… Si las mujeres no participan en la tecnología, con su masiva prominencia en nuestras vidas y en la sociedad, corremos el riesgo de perder mucho de lo que hemos ganado a lo largo de décadas en lo económico, lo político y lo social.

Podríamos estar retrocediendo en una era en la que deberíamos estar solidificando y fortaleciendo nuestro progreso”, decía.

No que tengamos que convencerte de su criterio para discutir el tema, pero la verdad es que ella no está exagerando.

Sin embargo, nuestra idea no es alarmarte, sino demostrarte que hoy no solo es buena idea estar actualizado sobre los más recientes avances tecnológicos, conocer –y tener- los gadgets de última generación; es casi indispensable. Pero además, es realmente cool.

Atrás quedaron los días en que saber de informática y disfrutar de la tecnología eran cualidades propias de adolescentes obsesionados con los videojuegos, con cero sentido del estilo y pobres habilidades sociales.

Hoy está de moda. No nos vayas a malinterpretar. No te estamos diciendo que debes saber de tecnología solo porque es “trendy” ahora, sino que puedes sacar provecho de lo fácil que este hecho hace las cosas para ti.

¿Sabes lo práctico que es llegar a cualquier lugar sin perderte nunca?

¿Poder combinar las piezas de tu closet como si contaras  con un estilista 24/7?

¿Tener todas tus tareas organizadas en una agenda electrónica y recibir notificaciones para que no las olvides?

¿Hacer incontables fotos de tus vacaciones en Thailandia con calidad superior sin haber tomado ningún curso de fotografía?

¿Que te llamen para una entrevista por el trabajo de tus sueños sin haber aplicado directamente? ¿Saber los restaurantes que están cerca de ti cuando solo tienes 45 minutos para almorzar?

Créenos, podríamos continuar haciéndote preguntas sobre lo fácil que la tecnología te hace la vida. Pero si aún tienes dudas, dejaremos que sean estas cuatro chicas fabulosas las que te demuestren que hoy... geek is chic.