En un encuentro en el hotel JW Marriott Hotel Santo Domingo, el caballero de la salsa, Gilberto Santa Rosa, habló con los medios nacionales sobre sus esperados conciertos del 5 y 6 de agosto en el Teatro Nacional Eduardo Brito.  A su llegada, vistiendo un traje casual y gafas de lectura, refirió que no llegaba a un país extraño, ya que desde hace un año es nacional dominicano. Y con la soltura que lo caracteriza, dirigió él mismo su rueda de prensa y, como todo caballero, contestó cada una de las inquietudes.

“El Teatro Nacional me trae gratos recuerdos y es una de las salas que más disfruto del mundo”, dijo el artista, aunque declaró que su asignatura pendiente es llevar su música a escenarios icónicos, tales como el Apolo, “Palace Theatre”, Olympia y no descarta lanzarse a las tablas y participar en obras teatrales, ya que en su pasado probó con el teatro musical.

Su último cumpleaños lo celebró en Quisqueya en una presentación en el Anfiteatro Nuryn Sanlley en agosto de 2015. En esa ocasión el cantante puertorriqueño sobrepasó la capacidad de personas que acoge el anfiteatro municipal con más de 2,000 personas y este 2016 el festejo de su natalicio volverá a ser en nuestra tierra: aquí recibirá sus 54 años.

En esa misma presentación, Santa Rosa invitó al escenario a cantar a la novel vocalista dominicana Nathalie Hazim y, precisamente, de esa ayuda a los jóvenes habló. “Yo no uso a artistas nuevos para que sean contraparte y salgan antes que yo a tocar dos temas; eso sería ponerlos de teloneros. Prefiero que suban a escenario y compartan conmigo, que sean parte del show. Es una decisión muy personal, pero creo que es una mejor forma de dar a conocer su talento y respaldarlos”, explicó Santa Rosa al ser cuestionado sobre quién le abriría en sus próximas presentaciones.

Indicó que junto a él tendrá a dos grandes artistas del patio (una dama y un caballero) que gozan de su admiración y respeto, pero se reservó los nombres.

“Los artistas locales me han hecho sentir como parte de ellos, nunca como competencia. Serán dos conciertos dominicanizados, con los éxitos que han hecho suyos. La estrella del espectáculo será la música; básicamente será un recuento de las mejores canciones de mis 30 años de trayectoria y pellizcamos algo de la nueva, porque me consta que la gente prefiere escuchar lo que ya conoce y de paso nos ayuda a cantar (risas)”.

Participación Soberana

En mayo, el puertorriqueño recibió el Soberano Especial  y se lució en su actuación con el salsero dominicano José Alberto “El Canario”, en tributo al “Rey del Merengue”, Joseíto Mateo, quien también cantó con los salseros.

En una edición anterior, ya había sido premiado con un “Soberano Internacional” y sobre ello aseguró que respeta mucho a los locales y se quita el sombrero ante ellos.

Al preguntarle sobre si aceptaría que Acroarte lo tomara en cuenta como artista local para futuras nominaciones, ya que cuenta con la ciudadanía Dominicana, respondió: “Me honraría muchísimo, pero respeto el talento nacional y aquí hay artistas muy importaste y por respeto a eso no lo haría. Respeto mucho la clase artística de Republica Dominicana y su aportación a la música latina”.

Sobre la nueva generación de la salsa

Gilberto, quien lleva una columna de salsa en el diario Primera Hora, comentó que el ingrediente que le hace falta a la salsa para resurgir de sus años de oscuridad es la juventud.

“El pasar del tiempo ha traído consigo cambios, cambios de los géneros de moda y las preferencias.

En un momento luchaban el merengue y la salsa, entonces, llegó el cambio de generación y ambos géneros han podido sobrevivir a pesar de que ahora se escucha otra cosa”, aclaró el salsero y abundó que “La juventud de ahora la tiene más difícil que nosotros, no hay muchas opciones. Pero creo que deben moverse y ser más militantes. Estoy seguro de  que hay talento en todos lados y es importante que esas figuras brillen, sean el relevo. Yo creo que en la juventud está la esperanza”.

También explicó que aunque no haya una percepción de que este tipo de género no te da el éxito instantáneo, dijo que, aun así, los salseros y merengueros continúan dándole la vuelta al mundo.

En R.D.

“La República tiene gente nueva haciendo salsa y respeto que apuesten a la salsa. La verdad es un acto heroico y el reto es brindar sonidos y estilos diferentes, enriquecer”, comunicó en específico sobre la propuesta dominicana.  Recomendó salir de la isla y probar nuevas experiencias con el fin de enriquecer sus contenidos.

Aconsejó que la disciplina, la creatividad y el trabajo deben estar presentes en cualquier intérprete que busque posicionarse en el mercado del entretenimiento: “Mantenerse enfocados es la clave del éxito”.

Situación económica de P.R.

Fue convincente en las palabras de que no dejará su Puerto Rico natal a pesar de la difícil situación económica que vive la isla y el nuevo síndico federal que Estados Unidos le impondrá.

“Mi país es un país que tiene retos como cualquier otro, tiene una situación política única y ahora vivimos el resultado de unos procesos de muchos años. Lo que es una realidad es que la solución que plantea Estados Unidos es la única que hay; no hay otra manera que se haya podido encontrar. Algunos sectores están a favor y otros en contra, pero el tabaco es fuerte y hay que fumárselo. Vamos a tener un síndico velando por nuestras decisiones; es bien difícil lo que viene para P.R. y no estoy ni a favor, ni en contra”.

Acotó que no hay muchas opciones y, al ser un Estado asociado, hay decisiones que no están en manos de los borinqueños. Dijo que el cambio está en el pueblo y  tiene esperanzas de una vuelta a la normalidad en términos de salud financiera para su “isla del encanto”.

Un eterno caballero

Santa Rosa confió en que la gente sabe que no es un personaje y nunca prefirió irse por los géneros de moda. “Nunca traté de irme detrás de una moda porque pensé que eso me convertiría en un seguidor y pretendí siempre crear una marca de lo que hago”.

A sus 14 años inició la cantada profesional y hoy, 40 años después, afirmó no estar arrepentido de la decisión y de sus ideas y sueños; a pesar de que eran diferentes cuando niño, se cumplen al saber que hay un público que quiere verle y disfrutar de su música.

Su próxima cita es en la Sala Principal del Teatro Nacional de Santo Domingo, los días 5 y 6 de agosto bajo la producción de Big Show Pro. Las boletas están a la venta en Uepa Tickets, CCN Jumbo y Super Mercados Nacional.

Así lo dijo:

“Yo creo que en la juventud está la esperanza”. Gilberto Santa Rosa.