Ginnifer Goodwin es tan fan de Disney que aceptó el papel principal en Zootopia antes de saber lo que sería el papel. En su última película de animación, interpreta a Judy Hopps, una coneja antropomórfica que no permitirá que su menudo cuerpo le impida ser una policía en una metrópolis de animales.

Eso también significó que la estrella de Big Love (y aún más familiar de Érase una vez) hiciera una película que su madre pueda ver, así como sus hijos, uno de los cuales todavía está en el útero.

Estás en tu segundo trimestre de tu segundo embarazo. ¿Te encuentras pensando en papeles que no te hagan ir lejos de casa?

Para disgusto de mis representantes, creo que me voy a retirar de viajar. Quiero seguir haciendo televisión cuando Érase una vez ineluctablemente, por desgracia, se termine.

Pero voy a negarme a salir de Los Ángeles después de esto. Nuestras vidas como actores ya son como los murciélagos, locas; nuestros hijos no tienen que ser arrancados de la escuela. Una vez que entren a la escuela, se quedarán en la escuela. De lo contrario no van a ser normales.

¿Les pides consejos a algunos de tus compañeros actores que también tienen hijos?

Uno de mis grandes modelos a seguir es Jeanne Tripplehorn, quien se convirtió en uno de mis seres humanos más favoritos del planeta después de que comenzáramos a hacer Big Love. Ella tiene la familia más inspiradora. Su marido [Leland Orser] también es actor, y uno de ellos está siempre en Los Ángeles con su hijo, quien tiene esta vida brillante y normal. Él es el niño más cool. Quiero eso. Quiero que mis hijos sean lo más cool posible.

¿También te encuentras pensando en hacer películas y programas que tus niños puedan ver algún día?

Oh, por supuesto. Empecé a pensar en eso cuando empecé con el anidamiento, incluso antes de que quedara embarazada de mi hijo Oliver. Cuando estaba haciendo Big Love, de repente me di cuenta de que ninguno de mis futuros hijos serían capaces de verlo hasta que él o ella fueran mucho mayores.

Entonces empecé a buscar entre todas las otras cosas que he hecho. Estoy muy orgullosa de mi carrera, pero incluso las comedias románticas no son familiares. Quería ampliarme al mundo familiar. Eso tuvo un gran papel para que aceptara Érase una vez.

Las películas de largometraje de Disney han sido una parte integral de la cultura desde 1937 con Blancanieves y los siete enanitos. ¿Tienes una larga historia con ellas?

Oh, soy una fan de Disney. Ayer fracasé estrepitosamente durante una trivia de Disney, así que no soy una experta, pero estoy obsesivamente enamorada de todas las cosas Disney. Siempre pensé que mi papel más soñado sería interpretar un personaje de una película de dibujos animados de Disney. Nunca pensé que iba a suceder en mis treintas.

He leído que querías ser una princesa de Disney. Puede ser que sea aún más cool ser Judy Hopps, que no es una princesa, sino alguien que participa activamente en la creación de su propio destino.

Estoy de acuerdo, aunque no quiero hablar mal de las princesas, porque las amo. Ella es un personaje femenino, bien redondeado, y más dinámico de Disney. Es una heroína de acción.

Es una tipa inflexible, es fuerte, es buena y es femenina. Ella es una mezcolanza de características que no se ven a menudo, sobre todo en un héroe de acción.

Ella también es optimista, pero frustrada, un rol que interpretas a menudo, como en He’s Just Not That Into You”

Definitivamente, me encasillan, y lo amo. Sólo interpreto a personajes maravillosos. No me importa que se sobrepongan y sean demasiado optimistas y alegres y animados.