El Grupo Mejía Arcalá anunció el apoyo al Ministerio de Cultura para el desarrollo del Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Juveniles en todo el territorio nacional, según el modelo de educación musical que ha sido exitoso en otros países como Venezuela y Colombia.

En rueda de prensa, el ministro de Cultura, Pedro Vergés, y el vicepresidente ejecutivo de Mejía Arcalá, Raúl Rizik Yeb, informaron la decisión de ese grupo empresarial de reafirmar su enfoque de responsabilidad social en el ámbito de la Cultura, la promoción de los valores morales a través de la música, de la mano del ente estatal, y de esa forma impactar un segmento más amplio de la población con menos oportunidades.

El ministro Vergés indicó que la colaboración recibida por el grupo empresarial se enmarca en uno de los ejes de su gestión, que es la alianza con el sector privado en beneficio de la política cultural del país.
Agradeció el “más que significativo” aporte realizado por Mejía Arcalá, gracias al cual se logrará ampliar el número de orquestas sinfónicas infantiles y juveniles por todas las provincias del país.

“El arte es la herramienta más eficaz para lograr una incidencia positiva en nuestros niños y jóvenes, sobre todo los de escasos recursos, que son más del 80 por ciento de los que conforman nuestras orquestas y que acuden con ilusión desde los pueblos más remotos a sus ensayos sabatinos en la Capital”, destacó Vergés.

El Sistema Nacional de Orquestas Sinfónicas Infantiles y Juveniles también tiene bajo su cargo la Orquesta Sinfónica Juvenil, la antesala a la Orquesta Sinfónica Nacional.