Con el corte musical Duele el corazón, a ritmo de merengue, el cantante dominicano radicado en Venezuela, Guillermo, El Diamante, busca repuntar en su país natal y por eso anda de gira promocional.

Se trata de un merengue moderno de la canción del mismo nombre interpretada por Enrique Iglesias, pero llevada a merengue adaptado a los tiempos de hoy a cargo del productor musical Moisés Sánchez.

Guillermo no solo anda promocionando un nuevo tema, sino que también está realizando actividades, ya que lo acompaña toda su banda y el domingo 31 estará en Merengue Bar del hotel Jaragua, en una fiesta celebrando el Día de los Padres.

El artista expresó que con este tema le dará seguimiento a su carrera en República Dominicana, por lo que estará más cerca de su gente, viniendo periódicamente para mantener la promoción de sus siguientes canciones.

"Este merengue tiene un tremendo arreglo musical. Es un merengue urbano, fusionado con otros ritmos, electrónico, pero muy bien logrado, hecho así para llegarle a la juventud, aunque los merengues que hago en su mayoría son tradicionales", dijo el cantante Guillermo, quien tiene casi 30 años radicado en Venezuela, donde ha hecho carrera como artista.

Guillermo se encuentra en el país dando los toques finales a su nueva producción musical, la numero 11 de su carrera, la cual también estará compuesta de algunas bachatas.

"Yo grabo todos mis discos aquí porque en República Dominicana es que saben de merengue y bachata, por eso siempre vengo a mi país cuando de grabar mis canciones se trata y eso me ha dado buenos resultados", manifestó.

Su banda está disponible para realizar actividades en el país. Siempre ha sido solicitado para tocar en Centro y Suramérica y también por Europa. Ha ganado discos de oro en distintos países de esta área.

Guillermo Pujols Alcántara, nombre de pila del artista, ivitó a los dominicanos a escuchar su música e ir a disfrutar de sus actividades en vivo y podrá apreciar una banda de calidad, con músicos profesionales y canciones de mucha calidad, tanto en arreglos musicales, como interpretativos.