El vuelo Sun Express que viajaba de Dublín, Irlanda a Turquía se vio obligado a aterrizar Nikola Tesla, capital serbia de Belgrado, debido a que un hombre comenzó con disturbios en el avión. El sujeto estaba intoxicado y comenzó a violentar contra pasajeros y asistentes de vuelo, al grado de desnudarse y exigir tener relaciones sexuales con una sobrecargo.

Según informes de pasajeros, el hombre había bebido mucho antes de subir al avión.

Al respecto, un portavoz de la policía en el aeropuerto mencionó al tabloide británico "MailOne" que el sujeto iba acompañado de amigos que también se encontraban muy borrachos. Entre ellos estaba una mujer, que ofrecía tener sexo con los empleados".

En la galería de fotos podrán conocer algunas razones para no beber durante un vuelo.