Después de encontrarlos en la ciudad de San Diego, para conocer el principio de la historia de Peter Pan durante la primera presentación de Cómic Con, volvimos a viajar especialmente hasta Nueva York para sentarnos con el nuevo protagonista de Pan, Levi Miller, y nada menos que Hugh Jackman quien también cuenta en el cine el comienzo de la historia del Pirata Barbanegra. Esta película ya la puedes ver en los cines de República Dominicana.

¿Qué opinan de que Internet o que ciertas aplicaciones como Snapchat sean como un nuevo País de Nunca Jamás, donde los jóvenes hoy van para alejarse de los padres que los siguen en Facebook?

Hugh Jackman: (Risas) Es cierto que Internet se volvió algo completamente diferente que yo nunca había tenido en mi juventud y me parece una herramienta increíblemente útil. Cualquier pregunta se puede contestar gracias a Internet. Y también se puede tomar cualquier camino que se te antoje, pero justo anoche, yo mismo vi a mi hija de 10 años jugando a las muñecas. Nada realmente reemplaza la imaginación y el País de Nunca Jamás es el mundo de la imaginación de un niño.

Pero seguro, Internet nos puede responder tantas preguntas como llevarnos también a lugares que no debiéramos poder ir, que es donde los jóvenes van y fueron, pero nada remplaza la imaginación interminable que todos tenemos.

Y en el caso del nuevo protagonista de Peter Pan, ¿qué hace Levi Miller para no meterse en problemas como tantos jóvenes famosos como Justin Bieber?

Levi Miller: Ya vi demasiados actores jóvenes que se descarrilaron, como para no querer imitarlos. Es la mejor forma de mantenerme en el buen camino.

¿Y en tu caso te gustaría crecer rápido para ser un adulto o preferirías no crecer nunca, como Peter Pan?

Levi Miller: Me gustaría ser adulto porque la gente no me toma en serio por ser tan joven, hoy creen que no soy lo suficientemente maduro. Y al crecer supongo que me tomarían mucho más en serio. ¡Eso sería bueno!

Con un estilo muy parecido al musical Annie, en esta nueva versión Peter Pan también aparece en un orfanato con el recuerdo del collar que le dejó la madre cuando lo abandonó, esperando volver a verla algún día.

Y con otro estilo de música, el Pirata Barbanegra es el que lo secuestra con otros tantos compañeros para hacerlos trabajar en una mina del País de Nunca Jamas o Neverland, donde el polvo de hadas es el gran secreto de la fuente de la juventud.

Así es como la superproducción de Pan, con acción, música y efectos especiales cuenta el principio de la historia del Pirata Barbanegra que interpretan Hugh Jackman y el nuevo Peter Pan de Levi Miller.

¿Levi debe ser el que mejor se acuerda de la primera vez que vio Peter Pan en cine?

Levi Miller: Sí. Cuando era jovencito, mucho más que ahora (risas), en el año 2003 vi la versión anterior de Peter Pan y como película me pareció brillante.

Pero en una competencia, también había interpretado antes al personaje de Peter Pan. Es pura coincidencia porque apenas tenía cinco años y tuve que hacer un monólogo sobre Peter Pan y las hadas. Lo bueno es que gané aquella competencia, así que es gracioso recordarlo ahora.

¿Cómo se sintió ahora, a nivel personal, verte por primera vez en la pantalla grande de un cine?

Levi Miller: Fue raro, pero tengo que confesar que me gustó. Disfruté la película, obviamente, pero fue rarísimo verme en una pantalla gigante después de haber filmado durante siete meses.

¿Y a Hugh, qué le pareció el trabajo de Levi en la película?

Hugh Jackman: Levi es increíble. Pero es su primera película y con toda la presión del mundo, imagina lo que debe haber sentido entrar al estudio de cine más grande de Inglaterra por primera vez. Fue divertido. No podías estar al lado de él sin que te contagiara esa sensación de felicidad que tenía, al preguntar: 

“¿Es posible que estemos haciendo esto?”. Lo felicito.

¿Y los hijos de Hugh Jackman qué opinaron sobre la película?

Hugh Jackman: A mis hijos les encantó. Tienen entre 15 y 10 años y son muy honestos. Conner fue el primero en decirme que realmente le había gustado. Y el mejor elogio es cuando me pidieron que organice una proyección privada, para invitar a los amigos.

Yo siempre había querido hacer un personaje como éste, en medio de un mundo de espadas y piratas.

¿Cómo preparaste la transformación del rol de Barbanegra?

Hugh Jackman: En realidad había investigado un poco sobre el verdadero Barbanegra, que era increíble. Incluso le comenté al director, Joe Wright, que él se pegaba inciensos en la barba y los encendía para que cuando saliera a pelear pareciera que tenía la cabeza en llamas.

Pero a él se le había ocurrido algo un poco distinto y me mostró una foto mía, en un iPad, con un maquillaje blanco y una peluca de María Antonieta, en un traje de Luis XV, con todo tipo de anillos y aros. A mí me gustó mucho más esa idea. De ahí en adelante, el 90% de la personificación pasó a manos del departamento de maquillaje, peluquería y vestuario. ¡Ellos tenían mejores ideas que yo! Casi todos los días, sentía que el 80% de mi trabajo lo habían logrado con ese traje extravagante de flecos, plumas y pelucas. A Barbanegra le gusta mucho llamar la atención (risa).

¿Sentiste que te habías transformado en Barbanegra el primer día que te probaste el traje y el maqullaje?

Hugh Jackman: Seguro. Fue el momento en que vi a Barbanegra vestido, frente al espejo. Lo curioso es que alguien  tenía que vestirme por todas las capas que tenía el traje.

Estaba hermoso, todo hecho a mano, incluyendo las botas. Fue asombroso el primer momento que me probé todo. Me sentí como el pirata que le encanta ser a Barbanegra. Realmente me ayudó mucho.

¿Y Levi? ¿Daba miedo ver a Hugh Jackman vestido de Barbanegra, detrás de cámara?

Levi Miller: Sí, da miedo el personaje de Barbanegra, pero Hugh es todo lo contrario, siempre muy amable, con todos.

En semejante superproducción, ¿cual fue el desafío más difícil?

Hugh Jackman: Es difícil encontrar el tono apropiado para una película tan intensa como ésta. Mi personaje obviamente se cree más grande que el resto del mundo y le encanta el sonido de su voz, pero también es bastante conmovedor, triste y solidario, con un perfecto toque de maldad. Ese estilo de balance para mí es siempre difícil y divertido de encontrar.

¿Y Levi?

Levi Miller: La parte más difícil creo que fue mi primer día de rodaje. Estábamos filmando una escena debajo del agua. El segundo día fue más fácil, pero el primero, yo no sabía bien lo que tenía que hacer bajo el agua y mantuve los ojos abiertos tanto tiempo que al final del día los tenía todo rojos. Fue muy doloroso, pero al día siguiente ya aprendí que podía cerrar los ojos entre las diferentes tomas.

¿Y cómo fue sentir que volabas de verdad, durante el rodaje de la película?

Levi Miller: Fue genial, por todo lo que usaron para ponerme en el aire. Había una ruedita que daba vueltas y diferentes cables que, no te miento, controlaban un brazo de robot que me movía por todos lados. Tenía un chaleco de seguridad que me dolía bastante cuando necesitaban levantarme con cables. Por eso, prefería el brazo de robot que solo lo tenía entre mi cintura y las piernas.

¿Tuviste la sensación de que estabas volando realmente?

Levi Miller: Sí. Una vez que me pusieron el brazo de robot, sentí que estaba volando de verdad. Fue increíble. Estuvo muy divertido.

¿A quién se le ocurrió la idea de hacer que los huérfanos de Nunca Jamás cantaran un tema de Nirvana en la película?

Hugh Jackman: Esa fue idea del director, Joe Wright. No figuraba en el guion. Me acuerdo que la primera vez que lo intentamos, estaban unos ejecutivos de los estudios Warner Brothers visitándonos y cuando los vi, seguro que pensaron: “No sabía que estábamos haciendo un musical”.

¿La experiencia de Broadway y la nominación al Oscar por Les Miserables ayudó en algo?

Hugh Jackman: Casi al final de la filmación los piratas tuvimos que volver a grabar nuestras voces. Estuvimos una mañana entera en un estudio de grabación en Londres y uno por uno entraba a grabar. Cuando me tocó mi turno, una de las personas en la sala de sonido me dijo muy amablemente: “Hmmm, Señor Jackman, muy bien... Pero suena demasiado Broadway”. (Risas) Y lo tuve que grabar todo de nuevo.

Así como hay gente que ve películas piratas por Internet, ¿ustedes dirían “nunca jamas” a piratear algún recuerdo de un rodaje como éste?

Levi Miller: Yo me quedé con la pipa de Pan, que es genial.

Hugh Jackman: − [Riendo] Yo me llevé los aritos de perla (del Pirata Barbanegra). Pero aclaro: eran para mi esposa. ¡Le encantaron!