Varias personas en Bangkok (Tailandia) y las provincias cercanas han asegurado que una bola de fuego ha caído desde el cielo. El Instituto Nacional de Investigación Astronómica de Tailandia (NARIT, por sus siglas en inglés) ya ha comunicado que se puede tratar de un meteorito o de una estrella fugaz.