187

millones de reproducciones tiene “Ginza” en Spotify
 
1,000
millones de reproducciones superó “Ay vamos" en YouTube
 
20
millones de fans suma en su cuenta oficial de Facebook

La música urbana hoy en día domina las listas de popularidad y las reproducciones tanto en radio, como en plataformas digitales. Dentro de los primeros 10 temas de las canciones más escuchadas de Spotify, cinco pertenecen a este género. Y no extraña descubrir que hay un habitante permanente dentro del top 10.

Con “Ginza”, J Balvin se mantuvo durante más de 20 semanas dentro del top 10 de las listas de popularidad y ahora con sus nuevos sencillos, parece estar decidido a no abandonar el puesto.

Con el éxito vienen otras demandas, los viajes constantes y las presentaciones casi a diario. Antes de su próxima gira que lo llevará medio mes por Europa, J Balvin sostuvo una charla con Publimetro donde reveló ese lado especial del que pocas veces habla.

¿Qué te da energía?

Los sueños, los sueños son la razón por la cual me levanto y tengo una meta la cual perseguir o buscar.

¿Cuál es tu sueño más grande?

Lo bonito de los sueños es que son ilimitados y le dan sentido a la vida porque cada vez que logras un sueño te llega un tipo de presión sobre el que sigue. Creo que el próximo sueño que tengo es más adelante tener una familia, si Dios quiere, y profesionalmente, es hacer una carrera que marque la diferencia y que más adelante pueda inspirar al mundo en que sí se pueden hacer realidad los sueños.

¿Cómo has sentido la evolución del reggaetón?

Lo que siento es que el tiempo ha cambiado bastante y creo que más que la parte musical que, obviamente, tenemos una bendición de poder vivir de la música, es el mensaje que queremos llevar. Para mí la música no es el fin, es el medio por el cual yo puedo llegar a la juventud y al mundo y decirles, sigue tu sueño y dale pa’lante que sí se puede.

¿Podríamos decir que tu principal mensaje a través de la música es ese?

Sí, yo creería que la posibilidad de quedar vivo después de un accidente aéreo es nula y ahí entendí que Dios tiene para mí una misión y hasta ahora creo que esa misión es llevar ese mensaje de que sí se puede, que creas en Dios y el universo, que trabajes con disciplina, y lo vas a lograr.

Estás a punto de irte de gira por Europa ¿Cuál crees que fue el momento en el que todo se disparó para ti?

Aún no ha llegado. No puedo ser desagradecido ni mucho menos, pero creo que el mundo es tan grande, hay tanto por hacer, tanto por luchar, tanto por soñar que es sólo el comienzo.

Para este disco trabajaste con Pharrell Williams. ¿Cómo surgió esta colaboración y cómo es trabajar con él?

Pharrell hoy en día es como un padrino mío. Hablo mucho con él y compartimos muchas experiencias y me enseña mucho. Nos conocimos de una manera muy orgánica. Todas las colaboraciones que yo he hecho con estas súper estrellas de la música han salido de forma muy natural. A Pharrell Williams lo conocí en el programa Good Morning America que fui a grabar a Estados Unidos. De hecho, era la primera vez que un artista de música urbana estaba invitado a ese programa. Pharrell estaba ahí promocionando The Voice y escuchó mi música, se quedó a ver todo el programa y le gustó lo que yo estaba haciendo. Surgió una química muy bonita. Después de eso seguimos en contacto, nos fuimos al estudio, esperé como unos tres meses. Compartimos unos 10 días desde la mañana hasta la noche trabajando y esta es la primera canción de muchas con Pharrell. Grabamos seis canciones y vendrá una sorpresa con él próximamente.

¿Cuál sería la mayor lección que te dejó?

Me dejó una frase que ahora yo aplico muchísimo: “que uno es y será un estudiante siempre”.

¿Cuál de todas las colaboraciones que has hecho es la que más te ha sorprendido?

Mediáticamente, la más grande ha sido la de Justin Bieber porque es como esa estrella pop con un gran mercado. Lo quiero y admiro mucho y fue un caso muy bonito. Pero sin lugar a dudas, trabajar con Pharrell ya te habla de un respeto mucho más grande. Porque es un mercado que no se había tocado y lo que significó para mí invitarlo a cantar en español. Además del respeto que él inspira. El género de reggaetón ha sido muy atacado y creo que pasó que al vernos trabajar juntos, miraron con otros ojos lo que yo hago. Esta colaboración creo que me permitió ganar más respeto de otras culturas o subculturas hacia el género y que lo vieran de una manera muy diferente. O incluso con mayor respeto hacia J Balvin al escuchar su música.

¿Te ha costado trabajar con esta parte del reconocimiento o el respeto por tu música?

Pues para empezar yo no me considero famoso. Mis batallas con el ego son normales, no son tan grandes como deberían.