¿Qué te gusta de hacer actuación de voz y cómo lo comparas con actuar en una película regular?

Me gustan los dos, son muy diferentes. La ventaja de la actuación de voz es que puedes trabajar todo el día y nadie te va a gritar por arruinar el horario.

Cuando haces una película regular, nunca te permiten la cantidad de tomas que uno quisiera. No hay tiempo para ir en busca de la perfección. Tienes que hacer lo mejor que puedas en el tiempo que te dan, el cual es muy poco. Con la actuación de voz puedes trabajar durante horas en una pequeña sección hasta que sale exactamente como quieres. Es más satisfactorio.

Llevas seis años interpretando a Po…

¡Ha sido mucho más de seis años! Creo que son diez años. Yo empecé a grabar la voz antes de que comenzara la animación.

Durante este proceso, ¿te ves involucrado con los pandas? ¿Sigues todo lo que tenga que ver con ellos?
Sí, ya sabes, le he prestado un poco más atención a los pandas como resultado de esto. No estoy obsesionado con ellos ni nada por el estilo.

¿Qué te parece el kung fu?

Soy fanático. Siempre he sido fanático del género y de las películas de kung fu. No voy a decir que soy un maestro del kung fu, pero me defiendo. (imita movimientos de kung fu).

¿Te consideras un buen maestro?

Eh, sí. Puedo enseñar unas cuantas cosas. He estado tratando de enseñarle a mi hijo cómo tocar instrumentos. Soy muy bueno, de hecho. Enseñar requiere cierto temperamento y paciencia que no sé si tengo. Pero sí, esa es la historia en esta ocasión. Este panda debe crecer y convertirse en maestro. Esa es una lección que aún estoy aprendiendo.

¿Te mueves mucho cuando estás grabando?

Sí, me muevo mucho cuando estamos grabando. Me dicen que [Po] está practicando kung fu cuando dice determinada línea y en realidad sólo hay una manera de hacerlo sonar como si estuviera llevando a cabo una actividad física. Si está corriendo durante esta sección, yo también corro.

Po tiene un interés amoroso en esta película. ¿Cómo fue eso?

Pues, nunca estamos en el cuarto al mismo tiempo, así que en realidad no es como una escena romántica. Además, Po sigue siendo un niño y nunca ha conocido otros pandas. Está interesado, pero también está aterrado por el romance que pueda haber.

¿Qué es más desafiante, darle forma a un personaje usando a la vez tu voz y lenguaje corporal o hacerlo usando solamente tu voz?

Bueno, cuando te tienes que levantar a las 5:00 de la mañana para vestirte y maquillarte y sabes que te van a filmar, es un proceso más estresante. Etoy mucho más relajado cuando es actuación de voz y creo que lo domino mejor, si te soy honesto.

¿Qué te inspiró para crear la voz de Po la primera vez que lo hiciste?

En realidad, nadie me pidió que creara una voz de personaje. Hice una voz muy diferente en otra película animada de DreamWorks en la que trabajé hace muchos años, llamada Shark Tale. [Ese personaje] tenía acento de Brooklyn. Era como una película de Woody Allen. En esta ocasión, fueron bien específicos en que querían que fuera yo mismo. “Queremos que seas tú.”, me dijeron. “Queremos que Po tenga la voz que conocemos de School of Rock, y eso fue lo que hice.

Po es accidentalmente valiente. ¿Te identificas con ese aspecto del personaje?

Sí, él es valiente porque es ingenuo e inocente como un niño. Posee la valentía de un niño que no reconoce que escalar el árbol es peligroso y te puedes romper un brazo. Esa es una de las fortalezas más grandes de Po; su dulce y apasionado pensar sobre la vida, aunque la mayoría de las veces está haciendo cosas estúpidas.

Pudimos ver un lado más serio de tu persona cuando viajaste  a Uganda. ¿Te has vuelto a comunicar con Félix, el niño de 12 años, huérfano y sin hogar que conociste?

No he vuelto a hablar con Félix, pero he estado en contacto con las personas de la organización porque lo quiero enviar a un internado. Ese es el plan y lo estoy financiando, pero me dicen que necesita más tiempo en el refugio antes de hacer la transición a una educación más intensa. Pero no sé, siento que tengo asuntos pendientes allá. Me gustaría regresar.

Los niños se identifican mucho contigo. En Goosebumps todos esos niños querían estar en tu tráiler. ¿Pasó lo mismo en Uganda? ¿Funciona allá la magia de Jack Black?

No considero que lo mío sea magia. Sólo soy un payaso y a los niños les gusta cuando hago caras extrañas, lo cual es el lenguaje internacional de hacer payasadas. Por eso me puse tan emotivo. Estos niños están en situaciones terribles y de mucho peligro, pero cuando ves que aún así tienen un gran sentido del humor, te rompe el corazón el pensar que al final del día tú vas a regresar a casa pero ellos van a quedarse ahí.

¿Crees que el humor es internacional y por eso estas películas hacen bien en todas partes?

Por lo general, el humor no viaja bien y se traba en esa barrera que crea el lenguaje. Muchas cosas se pierden en la traducción. Creo que hemos tenido la suerte de haber trabajado temas universales que son graciosos en muchas lenguas y eso nos ha ayudado a tener éxito donde otras comedias no lo han logrado. Creo que es porque no se estrictamente de comedias.

Aunque los chistes no sean muy graciosos, la aventura y el aspecto emocionante de la película son probablemente lo que mejor se traduce. Las peleas, el drama entre padre e hijo, eso es universal. ¡El