El próximo 25 de febrero Jalsen Santana estrenará su película número 22 como actor, y la cuarta como productor.

Hablamos del filme Dos policías en apuros, dirigida por Francis Disla (El Indio), a través de su empresa productora Imakonos, con la actuación de los mexicanos Sebastián Rully y Adrián Uribe, y la participación de los talentos locales, Manolo Ozuna y Fasuto Mata.

El actor y productor, quien ha trabajado en películas como Cristo Rey, La lucha de Ana, Un lío en dólares y  La Gunguna aseguró que trabajar como actor y productor de este proyecto ha sido uno de los mayores retos dentro de su carrera artística.

“Pienso que esta producción ha sido un reto en mi carrera porque es una súper producción. Duramos 57 días de rodaje, un tiempo récord dentro del cine dominicano, ya que nunca un filme local, se había tomado tanto tiempo. Tenemos actores locales y extranjeros, además de algunos de los principales exponentes urbanos del país, sin dejar a un lado los 200 extras que trabajaron en escenas” explicó el artista.

Durante una visista a las instalaciones de MetroRD, Jalsen Santana, quien ganó el premio como actor secundario por el su personaje El Puchy (La Gunguna, 2015) en la pasada entrega de premios La Silla, dijo que se trata de una película de humor, la cual trae como ingrediente adicional la acción y efectos especiales y visuales. Destacando que se trata de una producción más acabada.

La trama

Durante el conversatorio, Jalsen explicó que el guion es de la autoría de Yaritza Rodríguez y trata acerca de dos policias, interpretados por Ozuna y Mata, quienes son asignados a un agente del FBI, interpretado por Sebastián Rully. A este le ordenan venir a República Dominicana a resolver un caso sobre una red internacional de falsificadores de dólares. En esta historia también entra el personaje “Septiembre”, interpretado por Adrián Uribe. Todos deben unir  sus fuerzas e ideas para atrapar a los villanos de la historia, quienes están interpretados por los artistas urbanos Shelow Shaq, Secreto, Nipo y  La Materialista.

Su personaje

En este nuevo filme, que será el tercero de factura local en estrenarse en el 2016, Santana da vida a un científico: “Me gusta ser un actor camaleónico. Él es  un científico ‘del color’, viste estrafalario y tiene una visión de la vida algo diferente. En la película yo no cabía pero el director, me dijo: ´¿Qué tú crees si nosotros hacemos este personaje, le damos un poco de profundidad y textura?. Pues le buscamos la vuelta. Y yo le aporté una voz  nasal, es decir, muy fañosa buscando siempre alejarlo de mi realidad”.

Jalsen dio a entender de manera clara y precia, que la actuación es una de sus pasiones y que a pesar de que esté produciendo cine, su carrera como actor no la puede desligar y que a la ahora de escoger sus personajes los estudia bien, ya que le gusta realizar personajes diferentes a los que ve en la pantalla grande.  

“Hay diferentes tipos de actores, hay algunos que les gusta que lo conozcan cuando están actuando, pero a mí me gusta lo contrario. Que el espectador descubra quién soy, ya que como actor es un reto para mí y así me doy cuenta de que ese personaje no se parece a quien verdaderamente soy. Eso me motiva a crear una nueva propuesta y es lo que me gusta de la actuación, que la gente pueda descifrarme, que encuentren sinceridad en mis personajes y así es como logro saber si ese personaje logró o no su cometido”, afirmó Santana.

Entiende que para que una producción fluya en armonía, lo mejor es que cada actor se lleve lo mejor posible con todo el equipo de trabajo.

“En el cine encuentras ‘divismo’ por parte de actores, directores y productores, pero se da más con los actores. En mi caso soy un tipo sencillo que no anda haciendo exigencias. Lo mejor en el cine es ser más afable con todos en el set, principalmente con los técnicos. Cuando llego al estudio de filmación procuro ser amistoso con el ‘crew’ (el personal), ya que eso  hace que ellos le pongan más amor al trabajo”, manifestó.

Su papel como actor y productor

Al preguntarle qué disfruta más, dijo: “Yo disfruto más delante de las cámaras. Me encanta vaciar un contenido de lo que he estado trabajando durante meses, eso me gusta.  Pero en la producción me gusta cuando las cosas salen bien, cuando logramos hacer lo que teníamos pautado. En el El hoyo del diablo, tuvimos que construir una casa recreada en los año de 1930, y ver ese producto final me satisface. Es como si me preguntaras a quién amo más, si a mi esposa o a mi madre; obviamente, las amo a ambas con diferentes sentimientos. Con ese ejemplo lo pudiera comparar porque amo la producción, pero también amo la actuación”.

También explicó que la clave de un buen actor es estar siempre estudiando, además de trabajar mucho acompañado de la disciplina y luego de su talento: “Un buen actor es el que trabaja mucho. Puedes no tener talento, pero si trabajas mucho lo logras. Y si tienes el talento, igual debes de seguir trabajando mucho más. A veces el talento es una trampa, nunca debemos apoyarnos en el talento, eso va para cualquier artista en general. Si tú no eres disciplinado y trabajador, por más talento que tengas no podrás dar un paso en tu vida. Hay que estudiar constantemente”.

Dentro de la lista de personajes de los que desea interpretar, destacó  que desea dar vida a uno de una persona no vidente y otro sobre la vida de algún deportista destacado del país.

“El papel de un no vidente es un universo a explorar por mi persona. Sería un reto grandísimo para mi carrera, porque es actuar, sabiendo que tengo mis facultades visuales, como si no las tuviera. Es un nuevo mundo que me gustaría hurgar. También me gustaría interpretar la vida de un atleta local, ver qué hay detrás de esa vida y saborear esos momentos de gloria, a veces arriba, otras abajo.

En referencia a este tema, recalcó que en el país hay buenas historias de numerosos deportistas que pudieran ser llevadas al cine. Así como desarrollar historias biográficas, adaptadas al séptimo arte para apoyar al crecimiento histórico nacional.

Otros proyectos

Para Jansel Santana, no es cuestión de hacer cine por hacerlo y explica que es muy cuidadoso a la hora de escoger sus personajes.

Para este 2016, el actor tiene en agenda varios proyectos, como su primer protagónico en el drama Cuentas por cobrar de Ronny Castillo, a estrenarse a mediados de  año. También en los próximos días comenzará a rodar la película de acción A tiro limpio, de Jean Guerra.

También adelantó, pero sin dar muchos detalles, que gracias a sus trabajos en festivales internacionales, ya tiene programado trabajar en su primera película extranjera de presupuesto francés donde hará el personaje de un investigador. Además de estar negociando trabajar en proyectos provenientes de países como Chile, México y Panamá.