Jennifer Lawrence fue vista el miércoles pasado disfrutando una cena en Nueva York. Sin embargo, lo que más llamó la atención fue su acompañante, a quien no paraba de besar.