El pasado domingo, Jennifer López dio un nuevo significado a la expresión “robarse el show”. La actriz y cantante neoyorquina impactó como anfitriona de la versión 2015 de los American Music Awards, celebrados en el Microsoft Theater de Los Ángeles, luciendo su impactante figura en unos igualmente impactantes atuendos.

Con un total de 10 reveladores diseños de firmas como Balmain, Julien MacDonald, Michael Cinco y Zuhair Murad, Jlo demostró una vez más que la edad es solo un número, y que sus 46 años le van tan bien como las transparencias y los escotes.