Durante cuatro temporadas Emma estuvo en el lado de los “buenos”, pero ahora, de repente, ha sido reclutada por los enemigos. ¿Cuándo te enteraste de que ella se convertiría en una villana?
Lo supe durante el rodaje de la cuarta temporada. Así que tuve tiempo para prepararme y pensar en ello.

Yo estaba encantada con la transformación de mi heroína; es raro que alguien llegue a cambiar su papel en la televisión. Pero tuve la suerte de que la historia se diera vuelta y tuve la oportunidad de crear algo completamente nuevo.

Es una suerte que el productor ejecutivo Adam Horowitz y Edward Kitsis (escritor y productor) me permitieran crear a la “oscura”  Emma con ellos. Discutimos juntos cómo iba a ser. Esto también es muy raro, porque en general la opinión de los actores no se considera.

He aprendido mucho sobre la psicología de los villanos que son capaces de cometer malas acciones.

¿Cuál de tus ideas fue aceptada?

Es muy difícil señalar qué idea pertenece a quién. Francamente, todos juntos –Adam Horowitz, Edward Kitsis y yo– nos sentamos en una mesa redonda y armamos todo.

¿Te gusta estar más en el lado oscuro o el claro?

Como actriz, es más interesante interpretar a la villana. También fue interesante revelar el otro lado del personaje.

¿Por qué la gente suele ser más comprensiva con los villanos que con los héroes?

Porque en la vida real nadie es perfecto; todos hacemos acciones buenas y malas. Y todos, tarde o temprano, cometemos errores. Pero después de cometer errores, la vida no se detiene.

Tenemos que de alguna manera seguir avanzando, sacar algunas conclusiones y tratar de mejorar. La gente a menudo se asocia con los villanos, porque ven un reflejo de algunas de sus cualidades.

Si el villano era capaz de pasar por todas las pruebas, entonces yo también puedo superar cualquier prueba y convertirme en una persona más fuerte. Un villano es una persona que ha cometido un gran error y vive con ello.

Nombra tus cinco villanos favoritos de Once Upon a Time.

Honestamente, no quiero señalar a nadie, ¡todos ellos son súper villanos! (Risas) En realidad, creo que a todos les gusta el programa, porque no hay división entre el blanco y negro. No hay personajes absolutamente buenos o absolutamente malos. ¡Es increíble lo que hacen los guionistas! Toman villanos famosos de diferentes cuentos de hadas y les dan la oportunidad de ser rehabilitados.

En la vida real, a menudo etiquetamos a las personas. A primera vista, podemos decir: él es un buen hombre, y éste es malo. Pero en la vida, como en la serie, es mucho más difícil.

En un sitcom, una comedia de situaciónes, siempre vemos flashbacks de los recuerdos de los villanos, que explican por qué él o ella se ha convertido en una persona así. A veces los villanos hacen cosas malas por el bien de algo muy bueno. Y a veces la gente buena hace cosas malas por el bien de algo muy importante. Y a veces los villanos hacen algo bueno, pero tienen un motivo egoísta.

En la vida real, ¿te gustan los tipos como el Capitán Hook?

[Risas] ¿Qué? ¿Te refieres a los chicos que eran malos pero se convierten en buenos?
Me gusta la honestidad que hay en la relación entre Emma y Hook. Él la ama por lo que ella es, con todas sus deficiencias. Para mí, es importante que un hombre con el que salga me quiera por lo que soy y que pueda ser yo misma con él.

Cuando aceptas a una persona, no sólo por las cosas buenas, pero por las malas también, eso se llama amor. Esa es la belleza de las relaciones.