El merenguero Johnny Ventura aseguró que los "muchachos de ahora le han faltado el respeto" a las letras dentro de la música llamada urbana y "les sugiero en ese sentido que sean más cuidadosos, que procuren adecentar lo más que puedan ese género musical que la gente aplaude y les sigue".

En declaraciones al programa D'Agenda que se emite los domingos por Telesistema canal 11, Ventura dijo que los interpretes de esa música "vienen con sus propias ideas y con su propia música y en ocasiones se imponen de tal modo que esa música se queda en el gusto popular, y hay otras ocasiones en que no traen cosas tan buenas y por supuesto eso desaparece".

En torno a si la bachata ha desplazado el merengue, Johnny Ventura aseveró que "nadie desplaza a nadie porque hay espacio para todo el mundo" y recordó que cuando llegó internet y la piratería el merengue estaba en primer lugar, y luego los disqueros salieron huyendo porque ya el asunto no era negocio.

Sostuvo que aquellos que le profesan culto al merengue no se dieron cuenta que debían ellos asumir la responsabilidad y eso es lo que han hecho a partir de marzo del 2015 cuando crearon "Merengueros Siglo XXI".

El cantante indicó a su vez, que la intención es que el merengue retome su primacía, porque hay talento para ello.

Además alabó al líder de la banda 4-40 Juan Luis Guerra es lo mejor que le ha pasado a la música popular dominicana y agregó que uno de los grandes sueños que tuvo fue grabar con él.

A su vez, indicó que el autor de "'La Bilirrubina' es un excelente compositor, cantante magnifico, productor envidiable, cualidades muy loable que le da mucho brillo a la República Dominicana".

Ventura explicó que otra de sus grandes satisfacciones fue visitar y actuar durante días en Cuba, donde tuvo la oportunidad de grabar su última producción en la cual hace un dueto con Silvio Rodríguez.

Sostuvo también que en su nuevo material discográfico hará otro con Omara Portuondo, una cantante cubana de son y boleros y un tema con Gilberto Santa Rosa y Tony Ávila.

Dijo además que en su viaje a Cuba la empatía fue de una magnitud tal, que producto de las emociones de los encuentros que sostuvo, en varias ocasiones no pudo contener las lágrimas por tanta muestra de cariño que le profesaron las personas.

Además reveló que no se retira y aclaró que en la única ocasión en que anunció su retiro fue cuando por una lesión en la espalda duró cuatro meses en una silla de rueda y pensó que hasta ahí había llegado todo.

El interprete aclaró que hubo una confusión, pues se malinterpretó su decisión de disolver el "Combo Show", algo que si ocurrió él siguió cantando y tocando, algo similar a lo que pasaba con la salsera Celia Cruz, que aunque no tenía una banda seguía sus actuaciones.

"Llegó un momento en que disolví los Caballos y ahí se creó una controversia, porque yo anuncié que iba a disolver los Caballos pero iba a seguir cantando igual que Celia Cruz que no tenía orquesta", explicó.

Ventura subrayó que los periodistas de la época entendían que él no podía hacer eso, que no se podía retirar, y por más que intentó aclarar que no se estaba retirando, nunca lo pudo hacer de una manera que lo entendiera.

"Y ya cuando me retiré formalmente fue cuando me hicieron 50 conciertos gratis que hice por todo el país, y era por un asunto de una hernia que yo tenía que me resultaba incomoda vivir con ella, y en una ocasión que la gente no se enteró tuve cuatro meses en silla de ruedas, entonces ya pensé que era el momento preciso"", apostilló.

"La música es parte de mi ADN, yo cuando siento música la vivo, la gozo, y hay dos Johnny Ventura, el que está fuera de la tarima, y el que está encima. El que está fuera trata de ser el caballero, y el de la tarima el que trata de ser el artista que responde al cariño de la gente para no defraudarlo", manifestó Ventura.